Vigilar el cielo de Sevilla, primera misión del 'eurocaza'

La vigilancia del espacio aéreo de Sevilla durante la reunión informal de los ministros de Defensa será la primera misión real de los Eurofighter, los aviones de combate europeo que constituyen la joya de la corona del Ejército del Aire español. Cuatro de estos aviones, desplegados en la base de Morón de la Frontera, ubicada a 64 kilómetros de Sevilla, participarán en el dispositivo de vigilancia, en el que intervienen también cuatro F-18 de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid), cuatro C-101 y dos helicópteros Superpuma, así como hasta tres aviones de alerta temprana AWACS que aporta la propia Alianza Atlántica.

La contribución de las Fuerzas Armadas al dispositivo de seguridad, que coordina el Ministerio del Interior, se completa con una batería de misiles antiaéreos Hawk y un radar transportable tridimensional AN/TPS-43.

Más información
El secretario general de la OTAN dice que no se dejará a Afganistán "regresar a la Edad Media"

El sonido ambiental aéreo, sin embargo, no es lo que más perturba a los vecinos de Sevilla, que desde hace una semana han comenzado a soportar colas y retrasos para acceder a la capital andaluza por alguna de sus principales vías (A-92, A-49 y A-4). El control de vehículos y personas se agudizará a partir de hoy, coincidiendo con el inicio de la reunión.

El dispositivo de seguridad del Ministerio del Interior incluye a 4.000 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil, de los cuales unos 1.700 se han movilizado desde otras ciudades, según el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón.

Otros 600 policías locales regularán el tráfico, que se alterará notablemente durante los desplazamientos de las delegaciones de la OTAN, aunque serán los vecinos de Sevilla Este, una barriada de reciente construcción donde se ubica la sede de las reuniones -el Palacio de Congresos y Exposiciones- y donde residen unas 100.000 personas, quienes sufrirán los mayores trastornos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La elección de la capital andaluza para esta cita también ha reactivado la labor del Foro Social de Sevilla, creado en 2002 para organizar las protestas contra la reunión del Consejo de Europa, y ha desempolvado viejos lemas contra la permanencia de España en la OTAN y la presencia de bases militares estadounidenses en suelo español, como las de Rota y Morón, ambas en Andalucía. A la manifestación de rechazo celebrada el domingo acudieron unas 5.000 personas y discurrió sin incidentes, aunque horas después la policía detuvo a dos personas vinculadas al Foro, una de ellas abogada. Tras su liberación, los detenidos han denunciado a la policía por agresiones y los agentes han hecho lo propio con los activistas.

Para hoy está prevista una manifestación a las 19.00 que culminará cerca del lugar de la cumbre y la presentación de una denuncia contra Donald Rumsfeld, ex secretario de Defensa de EE UU. Una parte de los actos alternativos organizados por el Foro Social han recibido el apoyo económico y logístico del Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por PSOE e IU.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS