El Gobierno vasco rompe el convenio con Instituciones Penitenciarias

El Gobierno vasco anunció ayer que no renovará el convenio marco en materia penitenciaria que mantiene con la Administración central desde 1994. Ese convenio establece los parámetros en los que el Ejecutivo autonómico presta diferentes servicios -educativos, sanitarios, sociales- a los presos en cárceles vascas. El Gobierno vasco quiere así presionar al central para que le transfiera la competencia de prisiones.

El consejero de Justicia, Joseba Azkarraga (EA), anunció la decisión que, en principio, no tendrá consecuencias prácticas ya que el Gobierno vasco piensa seguir prestando los servicios y corriendo con su coste, cuatro millones de euros al año. Sin embargo, una vez que el convenio cumpla el plazo, el próximo 18 de abril, y no se renueve, la colaboración entre ambas Administraciones quedará sin un marco formal y legal, por lo que Instituciones Penitenciarias podría tener que interrumpir los servicios que presta el Ejecutivo autónomo. "No queremos ningún perjuicio a los presos, pero eso dependerá de si la Administración central considera que debemos mantener los servicios sin convenio. Es una decisión política de ellos", dijo Azkarraga.

Instituciones Penitenciarias no quiso realizar ningún comentario hasta no conocer oficialmente la decisión y su contenido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS