La Generalitat abre la formación docente a la Fe católica y a los Sacramentos

Los Cefire imparten cursos de Religión, cuyo contenido y profesores dependen de la Iglesia

Los centros de formación del profesorado o Cefire creados por decreto de la Generalitat en 1997 han entrado en otra dimensión -más allá del impulso a la "innovación educativa" para la que fueron concebidos- al abrir la formación a la carta a cursos de Teología Dogmática y conocimiento de la Sagrada Escritura para "profesores de Religión", cuyos currículos educativos y contratos dependen estrictamente de la Iglesia. La Administración educativa del PP otorga así carta de naturaleza en materia de "investigación científica y renovación pedagógica" al "conocimiento de las verdades de la Fe católica", "los Misterios de la Vida de Jesús" o los "Sacramentos de la Penitencia y el Matrimonio".

El 1997 el PP decretó transformar los CEP, considerados 'nidos de rojos', en CEFIRES

Más información

El 5 de enero se cerró el plazo de inscripción del curso de 25 horas de "Teología Dogmática y Teología Moral" que se imparte en el Colegio Madre Mª Rosa Molas de Onda, con el "objetivo" de "conocer las verdades de la Fe católica, profundizar en el estudio cristológico, estudiar los Misterios de la Vida de Jesús y desarrollar el contenido de los Mandamientos". El curso no figura, sin embargo, en el catálogo de las 261 "acciones formativas" autorizadas para 2007 por Resolución de la Consejería de Interior, Administraciones Públicas y Justicia, en cuyo anexo 1 se hace referencia a la Dirección General de Enseñanza y su ámbito de los Cefire, publicado en el DGV de 18-01-2007 número 5431. Pero sí se oferta con el código oficial 07CA56EP132 entre los 53 cursos que oferta el Cefire del área de Castellón, a través de la web de la Consejería de Educación.

Lo mismo ocurre con el curso de 30 horas de Sagrada Escritura y Sacramentos, con el código 07CA56IN131, que se impartirá en marzo, para "conocer el mensaje salvífico de la Sagrada Escritura, ahondar en la nueva Alianza llevada a cabo con Jesús y estudiar los Sacramentos de la Penitencia y el Matrimonio". La ausencia de la "cobertura oficial" mediante resolución que en teoría debe tener cada curso -y el que tampoco figuren en la publicación oficial del DGV- es posible, según fuentes de la Administración educativa, gracias "a la ambigüedad legal" en la que se mueven los Cefire. Un red de formación creada por decreto para desmantelar los Centros del Profesorado (CEP) -que consolidó la LOGSE en 1993- y que el ala cristiana de la Administración tachó en público de "nidos de formación de rojos".

De manera que el Gobierno valenciano del PP aprobó el 2 de septiembre de 1997 el decreto que regulaba "la creación, estructura y funcionamiento de los Centros de Formación, Innovación y Recursos Educativos (Cefire) de la Comunidad Valenciana", con el argumento de dar "un nuevo impulso a la formación del profesorado, la investigación educativa y la optimización de los recursos educativos", según ha difundido de manera prolífica el inspector Jesús García Martínez, en distintas ponencias e intervenciones. "En el decreto", subraya García, "los Cefire son concebidos como los órganos de la Administración educativa para la formación permanente del profesorado".

La puesta en marcha de la red de Cefire, a través de sus 17 sedes, introdujo, según García, "elementos novedosos" que iban a "incidir directamente en los factores de calidad de la enseñanza" entre cuyos "fines" destacaban "la atención especial a las Nuevas Tecnologías y su aplicación en el campo educativo", "la inclusión de la innovación y la investigación educativa", la creación de "asesorías específicas" en materia de "tutoría y Transversalidad", "Necesidades Educativas Especiales", "Atención a la Diversidad" y "Gestión y Dirección de Centros", entre otros del mismo calado. García se ha destacado también por publicitar la ventaja de firmar convenios "sin coste alguno con entidades colaboradoras sin ánimo de lucro".

Nunca la consejería ni la inspección han detallado el volumen de ayudas a entidades cristianas como la Fundación San Vicente Mártir para formar a los docentes en la "Educación desde la Antropología Cristiana" o la "Educación Física y el Deporte desde la Antropología Cristiana", que figuran por ejemplo en las últimas resoluciones de 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50