Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU mantendrá presa a una española si no entrega a su hija

Justicia envía a una funcionaria para buscar una salida al litigio

La Autoridad Central de EE UU ha comunicado al Ministerio de Justicia español que "el juez piensa retener indefinidamente" a María José Carrascosa, la madre española encarcelada por desacato hace 72 días en Nueva Jersey, "hasta que no entregue a la menor". El padre, el estadounidense Peter Innes, pide la custodia. La hija de ambos, de siete años, está en Valencia. EE UU sugiere un acuerdo extrajudicial como salida.

La comunicación recibida por el Ministerio ha caído como un jarro de agua helada en la familia Carrascosa. La abogada valenciana fue detenida en Nueva York el pasado 21 de noviembre por no entregar a su hija, como había dictado en agosto un juez americano en agosto, tras haber permanecido tres meses huida. La mujer volvió a EE UU para resolver su litigio y atender a sus propiedades, según la familia.

Las sentencias españolas habían denegado la restitución de la niña a EE UU y su entrega al padre, además de reconocer la custodia a la madre, que se trasladó con la menor a Valencia en 2005 desde el país americano, donde vivían, tras la ruptura del matrimonio.

El Ministerio remitió el 26 de enero a la familia Carrascosa el contenido del comunicado de la Autoridad Central. Dice lo siguiente: "Respecto a la condena de la Sra. Carrascosa, el juez piensa retenerle indefinidamente, hasta que no entregue a la menor. No hay fecha de caducidad. Explican la pena que le correspondería (cargas criminales de al menos 2º grado, cada una llevando consigo una sentencia de 5-10 años; y una carga individual de 4º grado que lleva una sentencia de 18 años). Señalan que no está claro que el proceso se lleve hasta el final, y que el Estado no se opondría a una disposición o a un acuerdo extrajudicial. El Estado tendrá muy en cuenta las intenciones del Sr. Innes. Si la menor regresa pronto, es posible que el Estado no continúe el proceso penal".

Bazo extirpado

La nota añade que se permite a los familiares dar a la presa (con el bazo extirpado y problemas de tiroides) "las medicinas especiales que necesita, porque no existen en EE UU, aunque el director de la cárcel está tratando de proporcionárselas".

Es la última respuesta de la Autoridad Central al requerimiento que le formuló el Ministerio de Justicia hace dos semanas. Instaba a la justicia estadounidense a respetar las sentencias españolas, previas a las resoluciones americanas, en aplicación del Convenio de la Haya, suscrito por ambos países.

El abogado español de la familia, Aurelio Marín, considera que el planteamiento de la Autoridad Central "se asemeja a un burdo chataje". Marín recuerda que los tribunales españoles no estimaron ilícito el traslado de la madre, pues entienden que la custodia por un acuerdo previo. El abogado pide a Justicia una respuesta contundente.

El Ministerio de Justicia comunicó ayer que ha enviado a la consejera técnica especializada en convenios internacionales, Carmen García, para que se reúna con la Autoridad Central y haga entrega de toda la documentación del caso. La finalidad es incidir en la validez jurídica internacional de las resoluciones españolas en virtud del Convenio de La Haya y buscar una salida al complejo conflicto judicial entre ambos países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de febrero de 2007