Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellanohablantes con menos de 35 años forman la mayoría de los abstencionistas

El 71,2% de los que no votaron en las autonómicas se sienten alejados de la Generalitat

¿Quiénes son los ciudadanos que se abstienen de votar en las elecciones? ¿Por qué prefieren ejercer su derecho al voto absteniéndose de votar? El Gobierno catalán, que no esconde su preocupación por el elevado porcentaje de abstencionistas, dispone ya de un estudio técnico que dibuja el perfil sociodemográfico del abstencionista tipo. Responde al de un ciudadano de menos de 35 años, nacido en Cataluña, hijo de padre y madre nacidos fuera de esta comunidad, que en casa habla en castellano, ha cursado estudios primarios, dispone de ingresos familiares inferiores a 2.000 euros al mes, está descontento con los políticos y la política, y no encuentra un partido con el que identificarse.

La abstención electoral alcanzó el 43,9% del censo en las elecciones al Parlament celebradas hace tres meses. Alarmado por la persistencia del fenómeno, que sistemáticamente se revela más acusado en las elecciones autonómicas, el Gobierno catalán encargó inmediatamente después de las elecciones un sondeo específicamente dirigido a averiguar las causas de la abstención.

El estudio, que ayer fue dado a conocer por el consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura, indica que el 32,9% de los abstencionistas en las últimas elecciones autonómicas decidieron no ir a votar porque están "descontentos" con la política y los políticos. Hubo un 17,2% que no votó porque no se considera identificado con ningún partido y un 10,4% que no lo hizo, simplemente, por desconocimiento o desinterés por la política.

Junto a ellos, el 29,6% de los abstencionistas dice que no acudió a votar por diversas razones de tipo material, entre las que se incluye un genérico "no pudo".

El estudio fue realizado por el Instituto Opina entre el 6 y el 23 de noviembre de 2006 sobre una muestra de 6.900 entrevistados en Cataluña, de los que 5.710 habían votado en las elecciones autonómicas y 1.190 declararon haberse abstenido.

Unas de las cuestiones que el estudio indica es que quienes decidieron abstenerse saben perfectamente que las elecciones autonómicas afectan a asuntos muy importantes. El 82,3% de los abstencionistas respondió que considera "poco" o "nada" relacionado con su decisión de no ir a votar el hecho de que las elecciones autonómicas fueran "poco importantes". En cambio, el 65% manifestó, en términos generales, que "no confía en la política"; el 63% argumentó que la situación política "le desanimó de ir a votar"; el 57,3% manifestó que los políticos "no se ocuparon de los asuntos que le interesan", y el 50,7% dijo que "no había ninguna alternativa que le gustara".

El 71,2% de los abstencionistas se siente "poco" o "nada" cercano a las instituciones catalanas, un porcentaje mucho más elevado que el registrado en el conjunto de los encuestados, que es del 56,3%. El 15,4% de los abstencionistas declaran sentirse "únicamente españoles" o "más españoles que catalanes", mientras que el 48,4% se considera tan español como catalán y el 31,5% se siente más catalán que español o sólo catalán.

El perfil sociodemográfico de los abstencionistas responde, según este sondeo, al de unos ciudadanos relativamente jóvenes, puesto que el 46,5% de ellos tienen menos de 35 años, distribuidos en el territorio de forma bastante similar a la población en general, pues el 76,8% reside en la provincia de Barcelona. El 73,4% ha nacido en Cataluña; el 55% tiene padres nacidos fuera de Cataluña; el 50% habla en castellano en su casa; el 62,2% está casado o tiene pareja estable; el 56,6% tiene hijos; el 62,8% tiene un trabajo; el 46% ha cursado estudios primarios; el 74,9% lo ha hecho en escuelas públicas o privadas concertadas; el 66,9% no está afiliado a ninguna mutua de salud, y el 40,4% tiene ingresos familiares netos inferiores a los 2.000 euros mensuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de enero de 2007