La batalla del agua

Golf con riego de lujo

Sólo tres de los 30 campos para practicar este deporte de la región se riegan con agua reciclada

De los 30 campos de golf que existen en la región, tan sólo tres se riegan con agua reciclada, según la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid. El resto utiliza agua subterránea para el riego. La organización Ecologistas en Acción mantiene que estas instalaciones se beben al año 15 hectómetros cúbicos de agua. Esta cantidad sería suficiente para abastecer a una población como la de Móstoles, que sobrepasa los 200.000 habitantes. En la Confederación Hidrográfica del Tajo sostienen que ya han hecho llegar a la región los más de 200 hectómetros de agua prometidos por la ministra de Medio Ambiente a la presidenta regional el pasado mes de abril.

Las instalaciones que están funcionando se beben unos 15 hectómetros cúbicos
Medio Ambiente prepara la declaración ambiental de cinco nuevos campos

Más información

Sólo tres de los 30 campos de golf que existen en la región se riegan con agua reciclada, según la Consejería de Medio Ambiente. El resto, tiran de agua subterránea para el riego.

Santiago Martín, portavoz de la organización Ecologistas en Acción, asegura que dependiendo del campo de golf del que se hable, éstos consumen entre 0,5 y 0,75 hectómetros cúbicos de agua al año. Es decir, que las 30 instalaciones existentes en la región se beben unos 15 hectómetros cúbicos "cantidad suficiente como para abastecer durante un año a una población de 200.000 habitantes", asegura.

Hasta el pasado 30 de noviembre, el Consejo de Gobierno que preside Esperanza Aguirre no levantó las restricciones de agua que se mantenían desde septiembre de 2005 por la situación de sequía. El Ejecutivo autonómico prohibió entonces el baldeo de calles, el riego de parques y jardines públicos y privados, el vaciado de piscinas y el uso de fuentes ornamentales o aparatos de refrigeración, aunque tuviesen sistemas de recuperación de agua o circuito cerrado.

Eso permitió que el último año hidrológico se cerrara con un ahorro de agua del 11% respecto al ejercicio anterior. Ayer el nivel de reserva de agua de los pantanos de la región estaba al 68,81% de su capacidad. Aunque la cifra es optimista, es evidente que Madrid no está para derrochar agua.

El consumo de un campo de golf no sólo depende de su superficie, sino también de su configuración. Es decir, si tiene más o menos pradera de césped. Según los datos de los ecologistas, en la región está prevista la construcción de 28 campos. La superficie media de una instalación de 18 hoyos es de unas 60 hectáreas, según sus cálculos, por lo que puestos uno junto a otro hasta el total de los 30 existentes darían lugar a un espacio similar a la Casa de Campo, 1.800 hectáreas.

"Estas cifras se multiplicarían por dos si los planes previstos llegan a buen puerto", aseguran. La superficie total equivaldría al término municipal de Navacerrada, de unas 3.000 hectáreas. En las cuentas de Martín sólo dos de los campos de golf existentes se riegan con agua reciclada y el resto chupan de los pozos de agua subterráneos. La Comunidad de Madrid añade uno más. Calcula además que en la región están construidos unos 30 campos de golf, mientras que en Cataluña hay 42, en Andalucía 89... Respecto a los que se están pensando construir, la Consejería de Medio Ambiente tiene en marcha en estos momentos la declaración de impacto ambiental de seis posibles instalaciones en Getafe (PSOE), Las Rozas (PP); Aldea del Fresno (PSOE); San Sebastián de los Reyes (PSOE) y dos en Pozuelo de Alarcón (PP).

Esta política choca con el hecho de que, prácticamente desde el inicio de la legislatura, el Gobierno regional y el Ministerio de Medio Ambiente se han visto envueltos en refriegas continuas a cuenta del agua. La Comunidad de Madrid aseguraba que el Gobierno hacía caso omiso al crecimiento de población que había experimentado la región en los últimos años. Después de una infructuosa reunión entre los portavoces parlamentarios y el Ejecutivo autonómico para exigir más agua, el pasado 18 de abril Esperanza Aguirre y la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, acordaron incrementar la cuota de agua que se deriva a la Comunidad en 200 hectómetros cúbicos. Pero la presidenta autonómica salió del encuentro exigiendo 200 hectómetros cúbicos más y la ministra aseguró que se garantizaba el abastecimiento hasta 2015. Eso sí, hasta el momento aún no se ha firmado ningún convenio o protocolo entre ambas administraciones que rubrique un nuevo acuerdo.

A falta de los 15 hectómetros cúbicos que se obtendrían de la modernización de las canalizaciones del río Tajo a su paso por Estremera y de los 13 de Aranjuez, "ya están a disposición de la Comunidad los 200 hectómetros cúbicos extra", según fuentes de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT). El agua proviene de: el río Alberche, 50 hectómetros cúbicos; el Alberche, otros 50; el Sorbe, 15; el Tajuña, 12 hectómetros cúbicos; Tajo, 45. Los 56 últimos provienen, 30 del campo de pozos de Guadarrama y 26 de la reutilización de las depuradoras de La Gavia y Culebro. Desde el Canal de Isabel II, empresa pública autonómica que gestiona el agua, confirman que sólo abastecen de agua reciclada a tres campos de golf de la región y que el resto se nutren de "pozos legales o ilegales". Pero no pudieron precisar la cantidad de agua que se les ha hecho llegar desde la CHT.

Aspersores controlados por ordenador

Los tamaños de los campos varían según el número de hoyos y si está destinado para juego o para entrenamiento. Los más grandes son los que tienen 36 hoyos, pues su superficie puede rondar las 200 hectáreas. El campo de golf que prepara la localidad de Serranillos del Valle, al oeste de la región, tiene 18 hoyos y una superficie de 100 hectáreas. El Club de Campo Villa de Madrid, una instalación municipal, tiene 200 hectáreas y dos campos de 18 hoyos.

El asunto del agua es un tema tabú entre los gestores de las instalaciones. Ángel Luis Esteban es el director deportivo de la Real Sociedad Hípica Española Club de Campo, un campo que se encuentra en San Sebastián de los Reyes. Esteban dice que el club tiene una superficie de 100 hectáreas y consta de 36 hoyos. "Nosotros regamos con agua reciclada", sentencia. El sistema está informatizado. "El ordenador se encarga de activar los circuitos de aspersores en las zonas que se deseen y con la cantidad de agua que se quiera", asegura mientras señala que ésta es la forma de riego común para los terrenos. Sobre el volumen de agua que consume el campo, dice desconocerlo, ya que de ese asunto se ocupa otra persona. "Es como si me pregunta cuántos kilos de abono se echan al campo", precisa. En cualquiera de los casos, aclara que la cantidad de agua que se utiliza depende "de las necesidades del club y del tipo de terreno en el que se encuentra". Además, a estas variables se añade la época del año en la que se realice el riego, ya que "no es lo mismo hacerlo en invierno, en la que la evaporación es menor y el crecimiento del césped está parado, que en verano". Hay que tener en cuenta también las especificidades del propio club, que lleva a que se riegue más o menos y unas zonas más que otras.

Hay que recordar que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, anunció a finales del pasado diciembre la intención de la Comunidad de Madrid de recargar los pozos. La idea es rellenar el acuífero de Madrid a través de 20 pozos con el agua sobrante de los años de bonanza. Es decir, que en lugar de desembalsar el agua de los pantanos se le inyecta a la tierra. Los ecologistas calificaron esta solución de "milagrera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de enero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50