Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuego cruzado entre los pretendientes a la alcaldía de Barcelona

El consejo nacional del PSC ratifica por unanimidad a Jordi Hereu como candidato

Fuego cruzado entre los candidatos a la alcaldía de Barcelona. Jordi Hereu, ratificado ayer por el consejo nacional del PSC como candidato, achacó a sus socios de tripartito que tienen proyectos "parciales e incompletos". Jordi Portabella (ERC) dijo que huirá de las "propuestas edulcoradas" de otros, mientras que Xavier Trias (CiU) retó al alcalde a un cara a cara y Alberto Fernández Díaz (PP) acusó a Hereu de "hacer trampa".

"No se trata de quedar bien con un grupo, de defender proyectos que son legítimos pero resultan incompletos y parciales. El nuestro es el mejor proyecto porque puede liderar la complejidad". Jordi Hereu, que ayer lucía la careta de candidato a la alcaldía de Barcelona en la sede del PSC -partido que no permite que la prensa siga en directo los discursos- se refirió de esa manera a sus socios de gobierno: ERC e ICV.

Hereu descalificó al Partido Popular por hacer bandera del discurso del miedo y sobre CiU dijo que se contradecía contínuamente a la espera de "resolver una crisis interna aplazada". El alcaldable desgranó los ejes centrales de su proyecto -cohesión social, convivencia y desarrollo económico- y no entró en más arenas electorales. Quien sí lo hizo y con claridad fue el presidente de la Generalitat, José Montilla: "A Barcelona no iremos a conservar, sino a ganar". En números de regidores, eso significa pasar de los actuales 15 y dar mayor fortaleza y posición de dominio al PSC en una eventual reedición del tripartito.

Al discurso de Hereu, le siguieron las réplicas de los otros partidos. Jordi Portabella, que ayer inició la discusión previa del programa de Esquerra Republicana con una escenografía peculiar -más propia de presentador de televisión- afirmó que el programa de su formación combatirá la "demagogia" y las "propuestas edulcoradas", sin dar más pistas de si con las propuestas "edulcoradas" se refería a su socia en la alcaldía, Imma Mayol (ICV).

Quienes siguieron en su línea más contundente fueron los líderes de CiU y PP. Para el líder de Convergència, Xavier Trias, de lo que se trata es de realizar un "cara a cara" con Hereu para confrontar los modelos de ciudad que defienden las dos formaciones.

Alberto Fernández Díaz, presidente del Partido Popular, no ahorró contundencia al decir que Hereu "hacía trampa" al presentarse como candidato después de ser alcalde ya designado y de aprovecharse de un presupuesto millonario para hacerse propaganda como candidato con la proyección de alcalde que tiene.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 2007