Una vía para hacer la "oferta residencial" más rentable

Desde la oposición no dan crédito a la decisión de la Comunidad de Madrid. No aciertan a encontrar una razón plausible para la construcción de un nuevo campo de golf en una localidad de menos de 4.000 habitantes. A la oposición no le ha gustado nada la noticia del nuevo campo de golf.

"Nosotros alegamos en su momento contra el campo de golf y el número de viviendas protegidas, que considerábamos que eran insuficientes", afirma el portavoz socialista de Medio Ambiente en la Asamblea de Madrid, Modesto Nolla. Los socialistas están convencidos de que una población tan pequeña no podrá producir un volumen de agua tan grande como para regar las instalaciones. Por lo que, a falta del líquido elemento para reciclar, se tirará de las reservas subterráneas.

Por otro lado, considera que el campo de golf "se construye para hacer la oferta residencial más rentable". Nolla entiende que es contradictorio que el Gobierno regional ponga en marcha una campaña de ahorro de agua y que luego dé por buenos proyectos de este tipo. "No parece lo más conveniente", sentencia. El diputado se comprometió a que, si su partido gana las elecciones, aprobará una normativa tan restrictiva que lo hará inviable.

Por su parte, su homónimo en IU, el diputado Fausto Fernández, no entiende la decisión del Ejecutivo de Esperanza Aguirre. "Hace cuatro días que hemos visto las orejas al lobo de la sequía y ahora se aprueba un nuevo campo de golf. Es inexplicable y condenable", asegura. Está convencido de que mientras no se cambie el sistema de gestión de las instalaciones no se solucionará el problema. "Por eso hemos pedido una moratoria", explica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de enero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50