Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conflictos urbanísticos

El presidente de la FAMP afirma que la adaptación a la ley del Suelo tardará años

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Francisco Toscano, afirmó ayer que la adaptación de los planes generales de ordenación urbana (PGOU) de los ayuntamientos andaluces a la ley del Suelo autonómica "puede tardar años", aunque aseguró que hasta que culmine esta adaptación "no habrá vacíos legales". Hasta la fecha sólo el 5% de los municipios andaluces ha aprobado sus planes urbanísticos ya adaptados a la ley del Suelo.

Toscano, que también es alcalde de Dos Hermanas (Sevilla) indicó que "cuando la planificación urbanística se quiere hacer bien, se tarda años". "Pero no nos tenemos que asustar, pues los PGOU son instrumentos muy complejos, por lo que elaborar un plan no se puede hacer de un día para otro y adaptar éste a una ley andaluza que marca unos principios corrigiendo lo anterior es una operación compleja", afirmó el dirigente de la FAMP.

"Hay que dedicarle unos cuatro años a un documento de esas características, donde hay que dotar de medios para elaborar los informes técnicos, políticos y de participación ciudadana", agregó Toscano acerca de los PGOU, tras lo que apuntó que los planes de urbanismo "seguirán vigentes en cada municipio en todo lo que no contravenga lo dispuesto" por lla ley del Suelo, "por lo que no habrá vacío legal".

700.000 viviendas

Insistió en la idea de que "cuando se aprueben los PGOU y se tengan que adaptar a la ley andaluza, no pasará nada y se podrán aplicar dichos planes acompasándolos y siendo respetuosos con lo que dice la normativa regional", añadió. Asimismo, aseguró que "hay una garantía de que no habrá vacío legal".

Toscano cifró en 700.000 las viviendas de precio tasado las que es necesario constuir en los próximos años por parte de los 770 ayuntamientos y la Junta "con la idea de satisfacer las necesidades de las nuevas demandas, especialmente de las personas que no pueden acceder a los precios disparatados a que está el mercado".

El presidente de la FAMP se mostró convencido de que "combinando la ley andaluza del Suelo con la nueva ley estatal se permitirá expropiar y llegar a acuerdos con los propietarios a precios de mercado más reales y no a precios de expectativas".

Toscano insistió en ese sentido en la necesidad de crear bolsas de reservas de suelo, "pero se deben crear por el Ayuntamiento o por la Junta, en una primera fase de intervención pública más potente, para que después se puedan sacar al mercado privado y sea la economía de mercado la que actúe". "Se deben dar primero las pautas de crecimiento que le interesa a la ciudad y cuando se defina para qué se quiere dicho crecimiento, sea cuando actúe" la iniciativa privada, dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 2007