Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Petróleo y gasolinas

Siempre aprobé la asignatura de economía en septiembre. Esta debe ser la razón por la que no comprendo el comportamiento del precio del petróleo en los mercados internacionales y su traslación a las tarifas de las gasolineras de nuestro país. Porque que alguien me explique la razón que provoca que la caída continuada en los últimos días del barril de petróleo no se deje sentir en una rebaja inmediata del precio de las gasolinas en las estaciones de servicio.

Parece que ya nadie recuerda que cuando el barril de crudo sube por una guerra o un conflicto internacional, de forma instantánea las compañías petroleras incrementan las tarifas del litro de carburante. No se preocupen, desde las grandes empresas energéticas siempre tienen una excusa: los fletes, el ajuste tarifario, el céntimo sanitario de las comunidades autónomas, el impuesto de energías limpias, el coste de personal, el reajuste de distribución logística interterritorial... Si cuela, cuela, porque la banca y las petroleras siempre ganan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de enero de 2007