Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cárceles rozan los 9.000 reclusos, con 700 nuevos internos en 2006

Brians II abrirá a principios de año, con capacidad para 1.500 personas

El número de presos no deja de crecer. Las cárceles catalanas acogieron durante 2006 a 700 nuevos reclusos que han hecho aumentar el número de internos en centros penitenciarios hasta los 8.982, entre personas que cumplen condena y preventivos, según datos de la Generalitat. Para combatir esa masificación, el Gobierno catalán ha diseñado un plan de construcciones de nuevas prisiones sin precedentes.

En toda España, el número de reclusos supera los 64.000. Después de Andalucía, con 13.792 reclusos, Cataluña es la comunidad con mayor población interna en las prisiones, el 14% del total, seguida de Madrid, con 8.280; Castilla y León, con más de 7.000, y la Comunidad Valenciana, que tiene 6.300 internos, informa Europa Press.

España se ha convertido en el país de la Unión Europea con más presos por 100.000 habitantes, una proporción que en Cataluña es algo menor.

A mediados de diciembre, el centro de hombres de Barcelona, conocido como la Modelo, acogía 2.086 internos, mientras que en Quatre Camins, en La Roca del Vallès, había 1.788 y en Can Brians, en Sant Esteve Sesrovires, 1.785 entre hombres y mujeres. En el centro de mujeres de Barcelona, Wad-Ras, había 600 internas y en el centro juvenil de la Trinitat los reclusos eran 531. En el centro de Girona había 176 internos, en Figueres 215, en Ponent 1.044, entre hombres y mujeres, y cerca de 400 en Tarragona. En toda Cataluña hay unas 740 personas en libertad condicional, de acuerdo con datos de la Secretaría de Servicios Penitenciarios, Rehabilitación y Justicia Juvenil de la Generalitat.

La masificación de las cárceles catalanas ha llevado al tripartito a implantar una política de descentralización y creación de nuevos centros penitenciarios repartidos por todo el territorio.

De las nueve prisiones catalanas que están en construcción, la primera que entrará en funcionamiento es la de Brians II, a principios de 2007. Tendrá capacidad para unas 1.500 personas y se prevé que acoja a gran parte de los internos de la Modelo, sobre todo a partir de 2008.

El centro penitenciario de jóvenes de la Trinitat también quedará fuera de servicio cuando se inaugure el nuevo centro especializado de Quatre Camins.

La prisión de Els Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Bages), es la siguiente de la lista de equipamientos previstos hasta 2010.

Nueva filosofía

Los nuevos centros son más pequeños, diseñados para acoger cada uno entre 500 y 750 reclusos, lo que se considera óptimo tanto para las condiciones de trabajo de los funcionarios como para la estancia de los internos.

Tendrán espacios para talleres productivos, atención sanitaria, aulas de formación, zonas de ocio para actividades deportivas, además de celdas más amplias y cómodas para los internos, dentro de una nueva filosofía de las prisiones pensadas para la reinserción social.

Entre 2009 y 2010, entrarán en funcionamiento las cárceles de Figueres y Tàrrega, las prisiones de mujeres de Sant Llorenç d'Hortons y El Catllar, y el centro de preventivos de la Zona Franca de Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de enero de 2007