Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ayuntamientos convocan hoy nuevos actos de repulsa al terrorismo

Todos los partidos asistieron a la concentración del domingo en Barcelona

Los ayuntamientos catalanes, a través de la Federación de Municipios, han convocado para el mediodía de hoy nuevas concentraciones de repulsa contra el terrorismo a raíz del atentado del pasado sábado en el aeropuerto de Barajas. Los actos de hoy se sumarán al que el pasado sábado ya se llevó a cabo en la plaza de Sant Jaume de Barcelona y que contó con representantes de todos los partidos, encabezados por el alcalde, Jordi Hereu.

Numerosos alcaldes de poblaciones catalanas se concentraron en silencio en la plaza de Sant Jaume, convocados por la Federación de Municipios de Cataluña (FMC). Esta concentración, la más grande de las registradas en las ciudades catalanas, tuvo carácter unitario, pues también estuvo presente el Partido Popular a través de su candidato a la alcaldía de Barcelona, Alberto Fernández Díaz.

El alcalde Hereu expresó, en nombre de las ciudades y los pueblos Cataluña, su "repulsa total y absoluta al terrorismo" y la "solidaridad con el pueblo de Madrid, que de nuevo ha sufrido las acciones del terrorismo". El alcalde declaró también que "con terrorismo no se va a ninguna parte". El alcalde de Sabadell y presidente de la FMC, Manuel Bustos, dijo, en declaraciones a Efe, que "el camino es el diálogo", e interpretó el atentado como la ruptura de "la esperanza de los ciudadanos que queríamos vivir en paz". Bustos destacó que esta concentración fue "un símbolo: Cataluña está unida ante el terrorismo" y además "reafirma nuestro compromiso con los valores de la paz, la convivencia, la libertad y la vida".

También asistió, en representación del Gobierno catalán, el consejero de Interior y Relaciones Institucionales, Joan Saura, además del presidente de la Diputación de Barcelona y alcalde de L'Hospitalet, Celestino Corbacho. Unos 200 ciudadanos se concentraron junto a los representantes políticos frente al Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat.

Dos pequeños grupos de estos ciudadanos se enfrentaron verbalmente cuando unos gritaban "ETA asesina" y frases contrarias al Gobierno socialista y los otros les contestaban "peperos fuera". No se registró ningún otro tipo de incidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de enero de 2007