Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ejecutiva del Sinn Fein acepta reconocer a la policía del Ulster

El cambio de política deberá ser ratificado por un congreso extraordinario del partido

WALTER OPPENHEIMER, La ejecutiva del Sinn Fein respaldó ayer en Dublín la propuesta de su presidente, Gerry Adams, de cambiar los estatutos del partido y apoyar a la policía del Ulster. La aprobación tuvo el respaldo exigido de más de dos tercios de los 46 miembros de la ejecutiva y deberá obtener luz verde en un congreso extraordinario de las bases republicanas el próximo enero. La decisión supone un cambio histórico y un paso firme con vistas al restablecimiento de la autonomía del Ulster, el 26 de marzo de 2007.

La propuesta, presentada por Adams, era el fruto de las negociaciones llevadas a cabo en las últimas semanas por los partidos de Irlanda del Norte y los gobiernos de Londres y Dublín. El acuerdo clave que ha permitido desbloquear el delicado asunto de la policía es un típico compromiso de la política norirlandesa. En virtud de ese compromiso, el ministro responsable de gestionar el departamento de Justicia en el Gobierno regional estará asistido por un viceministro y ambos cargos serán elegidos bajo el sistema conocido como 50/50/50.

Es decir, el candidato deberá ser elegido con el apoyo de al menos el 50% de la Asamblea de Irlanda del Norte que a su vez represente a más de la mitad de los escaños unionistas-protestantes y más de la mitad de los escaños nacionalistas-católicos.

Eso significa que en la práctica es muy difícil que un representante del Sinn Fein o del unionismo radical representado por el DUP (Partido de los Unionistas Democráticos) de Ian Paisley logre esos cargos. Lo lógico es que el departamento de Justicia caiga en manos de diputados de los más moderados UUP (el Partido de los Unionistas del Ulster que lideraba David Trimble al firmarse los acuerdos de paz de Viernes Santo de 1998) y el SDLP (el partido nacionalista socialdemócrata del histórico y ya jubilado John Hume).

¿Qué obtiene a cambio Gerry Adams? El compromiso del Gobierno británico de transferir las materias de Justicia y Policía al ejecutivo autónomo en mayo de 2008, una fecha a la que ya se hacía mención en los Acuerdos de Saint Andrews pero como mero objetivo, no como compromiso. Y también, probablemente, el compromiso de que las condiciones para acceder a la gestión del departamento de Justicia sean meramente temporales. Y, por supuesto, forzar a Paisley a formar Gobierno con el Sinn Fein.

El Sinn Fein tampoco está en situación de forzar demasiado la máquina en materia de transferencias porque de hecho no es el Gobierno británico el que tiene la iniciativa, sino que legalmente es la Asamblea de Irlanda del Norte la que ha de reclamar las competencias a Londres, algo que nunca ocurriría si los protestantes no estuvieran de acuerdo en que esa competencia sea transferida a Belfast.

La larga duración -más de siete horas- de la reunión del comité ejecutivo del Sinn Fein indica que los debates han sido encarnizados y que una buena parte del partido republicano sigue resistiéndose a dar el paso de reconocer como propia a la policía de Irlanda del Norte. Aunque el viejo Royal Ulster Constabulary (RUC) -que protagonizó junto al Ejército británico la represión del terrorismo del IRA, pero también de los movimientos en defensa de los derechos civiles- se ha convertido desde hace ya unos años en un más aséptico PSNI (Servicio de Policía de Irlanda del Norte) para muchos republicanos sigue siendo el enemigo.

Por eso, tanto Adams como el ministro británico para Irlanda del Norte, Peter Hain, se han esforzado en las últimas horas en magnificar la importancia del paso que se disponen a dar los republicanos. "Es un hito tan importante o más importante aún que el decomiso de los arsenales del IRA en julio de 2005", ha proclamado Hain. "Nadie debería subestimar la enormidad de este paso, tanto a nivel personal como a nivel político", declaró el presidente del Sinn Fein.

De acuerdo con la decisión adoptada ayer, a lo largo del mes de enero se celebrará un congreso extraordinario para sancionar el apoyo oficial del partido a la policía. El 7 de marzo están convocadas elecciones autonómicas y el 26 de marzo debería teóricamente constituirse el Parlamento autónomo y el Ejecutivo, con lo que quedaría totalmente restaurada la autonomía del Ulster.

RESTAURACIÓN DE AUTONOMÍA

- El 7 de marzo están convocadas elecciones autonómicas

- El 26 de marzo debería constituirse el Parlamento y el Ejecutivo autónomos

- La larga reunión de la ejecutiva indica que los debates

fueron encarnizados

- "Es un hito tan importante como el decomiso de los arsenales del IRA", dice Adams

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de diciembre de 2006

Más información