Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecuador financiará el regreso de afectados por Air Madrid

José Luis Carrillo no hizo caso de los consejos de sus técnicos

El Gobierno de Ecuador ha decidido hacerse cargo de las cerca de 3.000 personas que habían viajado a aquel país poco antes de la suspensión de actividades de Air Madrid. El presidente, Alfredo Palacio, ha firmado un decreto de emergencia para financiar su regreso a España. El presidente de la compañía, José Luis Carrillo, no hizo caso de los consejos de sus técnicos para tratar de salvar la aerolínea.

El presidente de Ecuador, Alfredo Palacio, ha decidido firmar un decreto de emergencia destinado a financiar, y "sólo por esta vez", el regreso a España de los afectados ecuatorianos por el cese de operaciones de Air Madrid. Así lo informó en rueda de prensa el Defensor del Pueblo ecuatoriano, Claudio MuecKay, quien explicó que cerca de 3.000 personas que habían viajado a ese país poco antes de la suspensión de actividades de la aerolínea española "tendrán asegurada" su vuelta a España.

Ante centenares de afectados por Air Madrid, MuecKay reveló que esta solución se planteó en la redacción de un proyecto de decreto ejecutivo, cuyo texto fue leído al presidente Palacio, quien, a su vez, lo aceptó, según informa el diario local Ecuador Inmediato.

El decreto dispone en su artículo uno que el Ministerio de Economía de Ecuador debe asignar los recursos suficientes "de forma emergente y prioritaria" y "por esta única vez" al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Por otro lado, según informó ayer la Cadena SER, el presidente de Air Madrid, José Luis Carrillo, cambió de estrategia y desoyó los consejos de sus técnicos tras la reunión a la que asistió Miguel Ángel Rodríguez, ex portavoz de José María Aznar.

Los técnicos le habían aconsejado a Carrillo que acatara las recomendaciones del Ministerio de Fomento para tratar de solventar las deficiencias detectadas, lo que suponía un recorte del número de vuelos y otras restricciones que garantizaran el futuro de la compañía y los puestos de trabajo.

Estrategia política

Carrillo hizo caso omiso de las mismas y decidió cerrar la compañía tras la reunión a la que asistió Rodríguez y en la que se diseñó una estrategia política y mediática para tratar de erosionar al Gobierno.

En otro orden de cosas, la compañía LTU ha dado por finalizadas las negociaciones que había mantenido durante los últimos días con los directivos de Air Madrid para la compra de una parte de la aerolínea. El gerente de LTU, Jürgen Marbach, que estuvo el miércoles en Madrid para llevar a cabo una "conversación informal" para negociar la adquisición de una participación en Air Madrid, ya ha regresado a Alemania, y ha dado por rotas las negociaciones.

No obstante, hay otra serie de empresas con interés en la compañía presidida por José Luis Carrillo, y que esperan iniciar conversaciones en semanas próximas. Entre estas empresas se encuentran Gestair -otra línea aérea del negocio de los jets privados de alquiler-, un fondo de inversión y Suiftair, así como el Grupo Marsans, que se mantiene a cierta distancia.

Los problemas para la venta vienen dados, por un lado, por las exigencias de Aviación Civil para que Air Madrid pueda volver a operar y, por otro, por la suspensión de pagos presentada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de diciembre de 2006