Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hugo Chávez anuncia el cierre de un canal crítico con el Gobierno

"No se va a tolerar ningún medio al servicio del golpismo", dijo el presidente venezolano

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció ayer que su Gobierno no renovará la concesión del canal privado Radio Caracas Televisión (RCTV), que mantiene una línea crítica en sus espacios informativos, por lo que ese medio deberá cesar en sus operaciones el segundo trimestre de 2007. "Vayan buscando otra cosa que hacer, señores de RCTV", dijo el mandatario durante un acto de saludo de fin de año a una representación de la Fuerza Armada Nacional.

Chávez, que apareció en público vestido de teniente coronel del Ejército por primera vez después de ser reelecto presidente el 3 de diciembre pasado, terminó así con el suspense que existía respecto al tema de la concesión de RCTV, que expira en marzo de 2007.

"Pueden ir apagando los equipos, ya está redactada la medida, no se va a tolerar aquí ningún medio de comunicación que esté al servicio del golpismo y en contra del pueblo, de la nación", expresó el jefe del Estado.

Se refirió, sin nombrarlo, al presidente de RCTV, Marcel Granier, señalando que éste ha dicho que la concesión está vigente por 20 años más. "No, señor, mejor que vaya haciendo sus maletas, porque no habrá más concesión", expresó.

La no renovación de la concesión es una facultad del Poder Ejecutivo, según el ordenamiento legal venezolano, que reserva al Estado la administración del espectro radioeléctrico.

La medida está a cargo de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), que hasta ahora no se ha pronunciado oficialmente, pero el anuncio de Chávez despeja la incógnita.

La RCTV sería el primer medio de comunicación cerrado por decisión oficial en ocho años de gobierno de Chávez, durante los cuales el mandatario ha mantenido una permanente controversia con los empresarios de la prensa y los periodistas.

La misma suerte podría correr, igualmente en 2007, el canal de noticias Globovisión, cuya concesión también será revisada. Esta estación, que transmite únicamente programas de información y opinión, ha mantenido una línea crítica frente al Gobierno.

Los otros canales privados de televisión con cobertura nacional, que también tuvieron en otros tiempos una actitud opositora, optaron por suavizarla desde que Chávez ganó el referéndum revocatorio de agosto de 2004. En estas condiciones están los canales de entretenimiento Venevisión (propiedad del magnate Gustavo Cisneros) y Televén.

Paralelamente, el Estado ha venido reforzando en los últimos años su presencia en el espectro televisivo. El Gobierno ha realizado fuertes inversiones en el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), y también ha incorporado nuevas plantas, como la emisora alternativa Vive TV, el canal de la Asamblea Nacional (ANTV) y canales regionales como Ávila TV, de la Alcaldía Metropolitana de Caracas.

Recientemente, el privado Canal Metropolitano de Televisión (CMT) fue comprado por la empresa multiestatal Telesur, una televisión informativa de alcance internacional impulsada principalmente por el Gobierno de Chávez. A través de la frecuencia que hasta ahora utilizaba CMT, Telesur podrá ofrecer sus servicios en señal abierta para el público venezolano. Desde su fundación, en 2005, sólo está disponible por cable.

Funcionarios del Ministerio de Comunicación e Información han adelantado que RCTV podría convertirse en una empresa cooperativa, propiedad de sus actuales trabajadores, y dedicarse a la difusión "de contenidos educativos e información comunitaria".

Mientras Chávez hablaba, la RCTV continuó sus transmisiones normales de las primeras horas de la tarde, constituida por varias telenovelas. No hubo una respuesta inmediata de sus ejecutivos al anuncio del presidente. La RCTV, fundada en 1953, fue el tercer canal de televisión instalado en Venezuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de diciembre de 2006