Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El destino de la inmigración

El Gobierno autoriza la contratación en origen de más de 180.000 trabajadores extranjeros

El Ejecutivo avanza por primera vez "la cifra real" de no comunitarios que llegarán legalmente a España

El Gobierno ha autorizado la contratación en sus países de origen para trabajar en España durante 2007 de 180.000 trabajadores inmigrantes. La cifra, provisional y ampliable, incluye el llamado contingente de extranjeros, seleccionados según su perfil profesional y cuyo número se determina junto a las comunidades autónomas (27.034), los braceros de temporada (61.000) y aquéllos a los que el empresario puede ir a buscar a su país de forma nominativa (92.000 personas). El Ejecutivo ha incluido por primera vez junto a las cifras de contingente una estimación del total de trabajadores extranjeros que van a entrar en España en 2007 "que se aproxima a la cifra real de llegadas anuales", aunque calcula que el año se cerrará con 200.000 contrataciones en origen.

Pese a las regulaciones de inmigrantes (la última de 500.000 sin papeles), pese a la bolsa de irregulares, pese a la contratación en los primeros nueve meses de 2006 de 150.000 extranjeros, el mercado laboral español sigue demandando mano de obra extranjera legal. Y mucha. Por ello, el Consejo de Ministros aprobó el pasado día 22 el contingente de trabajadores extranjeros de régimen no comunitario en España para 2007. El dato pasó casi desapercibido, dado que ese era el día del sorteo de Lotería de Navidad y de la reunión entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, que lo tapó todo. El contingente fijado es de 27.034 personas, frente al de 16.878 trabajadores establecidos para 2006. Este fue el dato que se difundió.

"Ésta es una cifra claramente provisional y podría adaptarse a las necesidades de nuestro mercado de trabajo", asegura el Gobierno. Es decir, se contratará a los que haga falta, en cuanto haga falta. El grueso del contingente, un año más, está destinado a obreros de la construcción y empleados de hostelería, seguido del sector servicios y la industria del metal. Pese a que la cifra prevista para todo 2006 era de casi 17.000 extranjeros, los datos del Ministerio de Trabajo sobre el primer semestre del año muestran que el número fue más que ampliamente superado.

A 30 de junio, se habían solicitado 60.720 autorizaciones de trabajo, de las que habían sido concedidas 47.576. De ellas, la inmensa mayoría (45.598) eran trabajos de temporada, ofrecidos de forma genérica o nominativa. Es decir, que la cifra del contingente no era real. Por ello, este año el Gobierno ha optado por hacer una previsión "que se aproxime a la cifra real de llegadas de trabajadores".

Aceptar la realidad

Para hacer el cálculo de necesidades para el año que entra, el Gobierno ha tomado los datos verdaderos del contingente del año pasado y ha valorado el hecho cierto de que entre enero y octubre pasados fueron contratados en origen, por catálogo y por contingente, 150.000 extranjeros. En el primer semestre, el dato era de 116.002 inmigrantes contratados en sus países, 47.576 mediante el sistema del contingente y los otros 68.426, vía contratación individual nominativa por el régimen general de la Seguridad Social. De estos últimos, el 35% fue elegido gracias al llamado Catálogo de Puestos de Difícil Cobertura, es decir, aquellos trabajos para los que no se encuentran trabajadores en España (desde pastores a marineros, pasando por tipógrafos o deportistas profesionales). A día de hoy, todavía están sin cubrir 2.630 puestos de dicho catálogo para 2006.

El Gobierno, vista la realidad, ha decidido autorizar, además de los 27.034 contratos de contingente, la contratación estable de 92.000 extranjeros vía nominativa (a los que los empresarios pueden ir a buscar a sus pueblos) y otros 61.000 contratados temporales (nueve meses como máximo dentro de un periodo de un año), sobre todo para las distintas campañas agrícolas, como la que ahora empieza de la aceituna. Es decir, que como mínimo durante el año que viene entrarán a trabajar legalmente en España 180.000 extranjeros no comunitarios. "Nos acercaremos a cerca de 200.000 trabajadores contratados en origen" a finales de año, según el Gobierno.

El 30 de noviembre, los extranjeros inscritos en la Seguridad Social eran 1.880.701 (358.782 de la UE y 1.521.919 no comunitarios), concentrados sobre todo en Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía, por este orden. Ecuatorianos, marroquíes, rumanos y colombianos suman más de la mitad de los no comunitarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de diciembre de 2006