La Caixa sale del Sabadell con la venta de su 12,4% por 1.295 millones

La caja deja el grueso de sus acciones en manos de las familias accionistas del banco y de UBS

La Caixa se va del Banco Sabadell, en el que entró hace cinco años para blindarlo de asaltos hostiles a las puertas de su salida a Bolsa. La caja controlaba hasta ahora un 12,45% del banco catalán, considerado "no estratégico" desde hace tiempo. La venta, que culminará antes de que acabe el año, se realizará en dos fases y reportará a La Caixa unos ingresos totales de 1.295 millones de euros, con una ganancia de 651 millones. Un 2,9% de las acciones irá a parar al grupo UBS. Y casi todo el resto irá a las actuales familias accionistas del banco, que se refuerzan y controlarán un 15% del capital.

Más información

Ya se ha despejado la primera incógnita de las muchas que aún rodean la creación del futuro holding que agrupará las principales participaciones de La Caixa y que saldrá a cotizar al mercado en 2007: el Banco Sabadell, como ya se esperaba, no formará parte de ese nuevo holding. El consejo de administración de la caja se reunió en la tarde de ayer y dio luz verde a la venta del 12,45% del capital que aún controlaba La Caixa, a propuesta de su presidente, Ricard Fornesa, y de su director general, Isidre Fainé.

La Caixa entró en el capital del Sabadell tomando un 15% de las acciones, tras pactar con el banco que se movería siempre entre el 10% y el 20% en los siguientes cinco años, en un acuerdo que venció el pasado abril. En la práctica, el Banco de España, reticente a las participaciones de las cajas en bancos, le impidió comprar más acciones y también nombrar dos consejeros. En el último año, La Caixa ha ido vendiendo acciones y se ha quedado en un 12,45%.

Desde que La Caixa inició la reorganización de su cartera de bancos y empresas, coincidiendo con el acceso a la presidencia de Fornesa en 2003, y desde que excluyó al Sabadell del grupo de participaciones clasificadas como "estratégicas", la caja no ha escondido que ha tenido muchas ofertas jugosas. Sin embargo, frente a la posibilidad de que las acciones acabaran en manos ajenas a la estructura actual del Banco Sabadell, Fornesa y Fainé han optado en cierto modo por proteger el banco, a través de un pacto con las familias que constituyen el nuevo núcleo duro accionarial de la entidad.

La creación de ese núcleo duro -en el que participan empresarios como José Manuel Lara (Planeta), Isak Andic (Mango), Héctor Colonques (Porcelanosa), Joaquín Folch-Rusiñol (Titán), Miguel Bosser (Textil M. Bosser) o Enrique Bañuelos (Astroc)- ha sido orquestada por el propio Josep Oliu, presidente del Sabadell. Oliu se ha empleado a fondo en los últimos meses para agrupar las participaciones de estos y otros inversores privados no identificados hasta poder constituir, el pasado agosto, un pacto parasocial que blindara un 7,5% del Sabadell.

La operación tiene varias fases. Un 4,99% va a parar a una sociedad participada por destacados accionistas y consejeros del banco. Entre ellos figuran el propio Oliu y, al menos, Lara, Andic y Folch-Rusiñol. El grupo bancario UBS se quedará con un segundo bloque de acciones, equivalentes al 2,96% del Sabadell.

En total, La Caixa procedió ayer a la venta de un 7,95% del capital, sumando el destinado a accionistas y consejeros del banco y el que se queda UBS. El importe conjunto asciende a 813 millones de euros.

En lo que queda de año, La Caixa se deshará del 4,5% restante. En este sentido, la caja afirmó que ya "ha obtenido compromisos irrevocables para poder vender el resto de su participación", por un importe de 482 millones.

Fuentes del Sabadell explicaron que, en esta segunda fase para vender el 4,5% restante, Isak Andic se ha comprometido a comprar un 2% y José Manuel Lara, un 0,70%, con lo que las participaciones respectivas de ambos empresarios superarán el 4% y el 3%, respectivamente.

Así, a resultas de esta compleja operación -en la que no participa Enrique Bañuelos-, al menos un 9,49% del total que vende La Caixa irá a parar a consejeros y familias accionistas. Recientemente, el presidente Oliu declaró a Dossier Econòmic que el Sabadell podía sustituir a La Caixa en su accionariado "sin problemas".

El precio de la operación

El precio medio de venta de las acciones de La Caixa es de 34 euros por título del Sabadell. La acción del Sabadell, que en lo que va de año se ha revalorizado un 47,8%, cerró ayer a 32,76 euros por acción.

La operación pone fin a una relación nacida en 2000. El Sabadell quería salir a Bolsa y, tras fracasar en la búsqueda de socios fiables, los acabó encontrando en el banco portugués BCP y en La Caixa. A cambio, pagó su precio. La caja vendió al Sabadell el Banco Herrero, pero como el Sabadell ya tenía el Banco de Asturias, se encontró con una elevada concentración de oficinas en esta comunidad. Tuvo que lidiar (y pagar) con cierres y despidos. Además, antes de la venta del Herrero al Sabadell, La Caixa percibió 150 millones de dividendo extra de la participación del Herrero en Hidrocantábrico.

La gran pregunta es si La Caixa destinará sólo a su expansión internacional la suculenta ganancia por la operación de ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de diciembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50