Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Hijos y horarios escolares

Desde hace unos días asisto entusiasmada al debate suscitado por la petición de jornada continua en los colegios navarros. Mi alegría viene sobre todo motivada por esa referencia continua a que "se hará lo que los padres quieran".

No sé cómo acabará el debate, pero como madre de varios hijos voy a mojarme: sí a la jornada continua.

No es lógico que cuando, desde muchos sectores, se están pidiendo unos horarios laborales más racionales, se nieguen éstos a los niños de edades tan tempranas. No es lógico que estemos hablando de tiempos "de calidad" y nos ocupemos de nuestros hijos a las tantas de la tarde-noche cuando estamos agotados pequeños y mayores.

Y, sobre todo, creo que está muy claro que nuestros hijos están demandando una atención mucho más personalizada que donde mejor se recibe es en el hogar, junto a los que más les quieren y que son los que mejor se la pueden dar.

No podemos ni debemos convertir la escuela en un apeadero de niños porque somos los padres los que debemos ir por delante en el cuidado y en la educación, y además está suficientemente demostrado que es lo más rentable y lo más sensato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de diciembre de 2006