Crónica:NO FUNCIONACrónica
i

Vivir cuesta arriba

Barcelona tiene escaleras mecánicas desde 1968, aunque está rodeada de colinas desde mucho antes. Pero antes la gente subía a pie, porque el transporte público tampoco era una maravilla. Peor que ahora. Con el tiempo, el Ayuntamiento fue instalando escaleras en diversos puntos de la ciudad. Primero, claro, en las salidas del metro. Luego fueron otros lugares en los que se había construido contra la orografía. Así, hasta 56.

Uno de esos lugares es la calle del Beat Almató. Se encuentra situada entre tres colinas: la del parque de la Creueta del Coll y las del Carmel y el parque Güell. Evidentemente, se trata de una zona construida y reconstruida hasta la saciedad y el hartazgo.

La calle, en su último tramo, es tan empinada que el municipio decidió instalar en ella unas escaleras mecánicas, para descanso de los residentes en la zona. La escalera cubre el trecho que va desde la calle de la Font del Coll hasta la de Santuari. Lo mismo ocurre en la calle de Móra d'Ebre, paralela a ésta.

Los vecinos están más contentos que cuando tenían que subir a pie, pero menos de lo que podrían estarlo porque el pie sigue siendo imprescindible en más ocasiones de las que les gustaría. J. R. A. llamó al diario el pasado lunes para explicar que la escalera estaba averiada por enésima vez en lo que va de año. El martes se tomó la fotografía que muestra que se estaba reparando, pero no funcionó hasta el miércoles. "Los operarios", afirma J. R. A., "nos dicen que el problema es que son escaleras de interior y que, puestas al aire libre, sufren más averías de lo que debieran".

Un portavoz del área de Mantenimiento explica que, en efecto, se produjo una avería que ha tardado dos días en ser reparada, debido a su complejidad. Pero no es lo normal, señala. Lo habitual es que la reparación dure mucho menos. A veces, pocas horas. Desde luego, niega que estas escaleras sean de interior: "Son las mismas que hay en otros muchos puntos exteriores de Barcelona".

El número de averías que ha sufrido esta escalera en lo que va de año es de 25. "Pero no todas ellas han durado dos o tres días", precisa la misma fuente. Con mucha mayor frecuencia se ha producido una reparación más rápida. De modo que la media de "disponibilidad", expresión burocrática que en lenguaje ordinario significa el porcentaje de tiempo que funciona, es del 90% de todo el año.

Pero lo más llamativo es saber que de las 25 averías que ha tenido esta escalera, nueve han sido por actos de vandalismo. Es decir, por agresiones de incívicos que se dedican a destruir los bienes comunes.

Para quejas sobre el funcionamiento de las administraciones y empresas públicas, pueden escribir a la atención de Francesc Arroyo a Catalunya@elpais.es.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de diciembre de 2006.