Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El urbanismo salvaje

El alcalde de San Javier declara ante el fiscal por un delito urbanístico

El fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM), Juan Pablo Lozano, tomó ayer declaración en calidad de denunciado al alcalde de San Javier, José Hernández (PP), quien está siendo investigado por un presunto trato de favor a sus socios, los empresarios responsables de las sociedades Urdemasa, Santiago Martínez Esparza, y Peinsa 97, Juan Gracia Jiménez. La firma Peinsa 97 es la promotora también de la polémica urbanización del municipio de Pilar de la Horadada (Alicante), en el que recientemente el PP se ha hecho con la alcaldía gracias a dos tránsfugas del PSOE.

El fiscal tomó declaración al alcalde del consistorio por presuntas irregularidades en la cesión de los terrenos para la construcción del nuevo hospital de Los Arcos. José Hernández únicamente habló con los periodistas para lanzarles un reproche: "¿Es que creéis que soy La Pantoja?".

Junto a Hernández declaró el dueño de Urdemasa, Santiago Martínez Esparza, quien dijo a los periodistas que había comprado los terrenos en 2003 sin intención de edificar o construir un hospital.

El alcalde de San Javier tuvo que responder por el hecho de que el precio del suelo destinado finalmente al nuevo centro sanitario se multiplicara por diez en unos pocos meses. El Grupo Independiente Municipal denunció que Martínez Esparza compró los terrenos a un precio muy bajo para, meses después, llegar a un acuerdo con el alcalde de San Javier para que la Comunidad construyese allí el nuevo hospital.

Antes de esa decisión, Hernández y Esparza habían sido socios en las sociedades Nueva Valencia al Mar y Termal La Manga S. A. La concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de San Javier, Eva Pérez, también aparece ligada a Martínez Esparza. Pérez tuvo relaciones societarias en dos inmobiliarias con el responsable de Urdemasa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de diciembre de 2006