La oposición acusa al PP de restar autonomía a las universidades

Los grupos de la oposición en las Cortes Valencianas acusaron ayer al Grupo Popular de atentar contra la autonomía universitaria con el proyecto de Ley de Coordinación del Sistema Universitario Valenciano, debatido y aprobado -con los solos votos de los populares- en la comisión parlamentaria de Educación. Los portavoces del PSPV y de Esquerra Unida-L'Entesa consideraron que el proyecto legislativo es contrario a la autonomía universitaria, no garantiza la suficiencia financiera de las instituciones académicas, no está consensuado con ellas y "queda reducido a una ley de intencionalidad puramente política". Por el contrario, el PP adujo que es un texto "necesario" y "muy oportuno", y aseguró que no afecta "para nada" a la autonomía universitaria.

La comisión de Educación y Cultura debatió las 124 enmiendas presentadas por los tres grupos parlamentarios al proyecto de ley, de las que se aprobaron las 18 planteadas por el PP, dos de EU-L'Entesa, una de ellas a través de una transaccional, y siete del PSPV, cuatro por transaccional. Entre las enmiendas del PP aprobadas destaca una por la que la firma de convenios por parte de las universidades no deberá tener la autorización de la Consejería de Empresa, Universidad y Ciencia, como ocurría anteriormente, sino que únicamente se deberá poner en su conocimiento.

La diputada del PSPV Amparo Marco, que celebró la rectificación del PP, afirmó que a pesar de este cambio el proyecto legislativo sigue "atentando contra la autonomía universitaria", y añadió que no ha sido consensuado con los interesados y se "entromete" en cuestiones que dependen de la Ley Orgánica de Universidades. Marco incidió en que no es "oportuno" debatir esta ley cuando la norma estatal está siendo revisada en estos momentos en el Congreso de los Diputados, denunció que el Consejo Valenciano de Universidades es "un órgano total y absolutamente decorativo" y señaló que lo "mínimo que se le puede pedir" es que tenga carácter informativo.

Ramón Cardona, portavoz de EU-L'Entesa, defendió que la autonomía universitaria "no es un capricho, es la garantía de la objetividad" y en este sentido explicó que su grupo ha presentado diversas enmiendas para que "las universidades se rijan por sus propias normas estatutarias".

La portavoz de Educación del PP, Carmina Nácher, afirmó que este proyecto de ley "respeta en todo momento la ley orgánica de Universidades" y garantizó que lo único en lo que entra es en aquellos aspectos en los que la Generalitat tiene competencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50