Fomento da un ultimátum de 48 horas a Air Madrid para suspenderle la licencia

El ministerio asegura que no hay ningún incumplimiento relativo a la seguridad

"Hasta aquí hemos llegado". El Ministerio de Fomento comunicó ayer a Air Madrid la suspensión de la licencia para operar por incumplir el plan de medidas correctivas presentadas el 16 de noviembre y seguir dejando tirados a cientos de pasajeros durante días en el aeropuerto de Barajas. Air Madrid, que según fuentes de Fomento, programa sobre el papel sus operaciones como si el día tuviese 26 horas, tiene un plazo de dos días, que finaliza el jueves, para presentar alegaciones. Fomento prevé tomar una decisión definitiva antes de fin de año.

Más información

La resolución de Fomento se basa en la Ley de Seguridad Aérea de 2003, que determina las obligaciones generales de las compañías. Un portavoz oficial del ministerio asegura que entre los incumplimientos que han determinado la decisión "no hay ninguno relativo a la seguridad". Se trata de faltas que se refieren a la "gestión operativa de la compañía, formación de personal, temas informáticos", entre otros.

La nota oficial no detalla qué fallos detectados en las inspecciones no se han subsanado. En todo caso, los inspectores de Aviación Civil han impedido la salida de vuelos en varias ocasiones por incumplimientos de medidas de seguridad y hace algo más de un mes elevaron un informe a sus superiores en el que recomendaban que se restringiesen las operaciones, o se le retirase el certificado de operador aéreo (AOC en sus siglas en inglés) de modo temporal o definitivo.

Fomento decidió entonces dar a la compañía hasta fin de año para que cumpliese el plan de medidas correctivas que había presentado. Pero ese plazo estaba condicionado "a que las aplicasen", explica un portavoz del ministerio. No ha sido así, de modo que si las alegaciones que Air Madrid presentará mañana no convencen a Fomento, la suspensión de la licencia (no se sabe por cuánto tiempo) será un hecho.

La compañía aducirá para tratar de sortear su congelación tres razones. Primero, que han contratado a una empresa, Sogerma (filial de EADS), para realizar "un plan de choque intensivo" y a "10 ingenieros alemanes" para realizar un seguimiento de ese mantenimiento. Además, van a montar un "equipo paralelo" de atención al cliente similar a los chaquetas rojas de Iberia, para atender a los pasajeros. Y, por último, que van a reducir sus vuelos (unos 20 diarios ahora).

"Podían haberlo hecho antes", replica el portavoz de Fomento, si bien es cierto que también la Administración podía haber restringido operaciones como recomendaban los inspectores. Air Madrid asegura que ya el martes anuló su conexión con Milán (Italia) y que en los próximos días hará lo mismo con la de Toluca (México); recortará "tres frecuencias a Londres y una a Latinoamérica", así como también "algunas a París, Roma y vuelos entre las islas Baleares". Eso reducirá en "un 20% los ingresos de la compañía, pero no nos importa", dice su portavoz. "Buscamos una superpuntualidad".

Ante Fomento no les valdrá de argumento, pero Air Madrid insiste ante quien quiera oírles en que detrás de sus problemas hay "una mano negra", en expresión de su presidente y único propietario, el hotelero José Luis Carrillo.

Agujeros en el fuselaje

"Parece que hay una cierta animadversión hacia nosotros por parte de Aviación Civil", declaró a Efe. Y añadió que han sufrido "agujeros en el fuselaje" de cuatro aviones "hechos en tierra", lo que demuestra "que hay algo raro". Su portavoz añade que "habrá quienes se alegren" de la suspensión de la compañía, en referencia a las aerolíneas "que han tenido que bajar precios en sus vuelos a Latinoamérica" tras su irrupción en el mercado, básicamente Iberia y Air Europa.

El presidente de Air Madrid compró hace dos años la compañía, que había nacido unos meses antes. En esos dos años no ha dejado de crecer hasta sumar 2,6 millones de pasajeros, de los que muchos miles han tenido que soportar días enteros de retrasos, sobre todo en el aeropuerto de Barajas, donde la Guardia Civil ha tenido que intervenir en varias ocasiones. Las historias de los afectados rozan en muchos casos la tragedia al tratarse de inmigrantes que ahorran durante meses para, por ejemplo, acompañar a un padre o hijo en una importante intervención quirúrgica. Existen ya varias demandas civiles en los juzgados españoles de ciudadanos que afirman haber sido engañados: destinos inexistentes, escalas no programadas ni justificadas.

José Luis Carrillo, presidente de Air Madrid.
José Luis Carrillo, presidente de Air Madrid.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50