Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos detienen a un hombre y a su hijo, acusados de secuestrar a una joven

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre y a su hijo, ambos de nacionalidad bosnia, acusados de la detención ilegal de una compatriota de 15 años y vecina de Barberà del Vallès.

Los hechos ocurrieron el pasado día 28 de noviembre, cuando una pareja originaria de Bosnia-Herzegovina denunció el secuestro de su hija por parte de un hombre, al que identificaron como Mehmned H., de 20 años, quien les reclamó dinero si querían volver a verla. Los denunciantes relataron que conocían al presunto autor del secuestro, al que describieron como muy violento, y expresaron su temor porque a la joven le pasara algo o la obligasen a ejercer la prostitución.

Después de recibir la denuncia de los hechos, el Juzgado de Instrucción número 2 de Cerdanyola ordenó diversas actuaciones para solucionar el caso y las pesquisas fueron asumidas por la Unidad de Investigación de la policía autonómica de Cerdanyola y por el Grupo de Secuestros y Extorsiones de la Unidad Operativa Central.

Ahora ha trascendido que la familia, al margen de acudir a la policía y dada su pertenencia a la etnia gitana, así como la del supuesto secuestrador, acudió a un tribunal gitano y a un consejo de patriarcas buscando alguna solución para el caso a través de sus usos y costumbres.

Finalmente, el pasado día 30, se pudo localizar a la joven en la localidad de Rubí (Vallès Occidental), sin ningún signo de haber sufrido violencia. La chica se encontraba en compañía de su secuestrador y del padre de éste, que ya había realizado la negociación paralela con la familia.

Ocho días después de la detención, los Mossos d'Esquadra informaron ayer de los hechos. Ambos arrestados tienen antecedentes policiales. El padre ya fue detenido en 2004 en Barcelona por la retención de una menor, también de origen bosnio, para obligarla a ejercer la prostitución.

En el momento de la detención, la policía intervino a los acusados dos vehículos con claras evidencias de haber sido manipulado el número de bastidor y que se encuentran en las dependencias policiales a la espera de ser analizados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de diciembre de 2006