Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 15 años de cárcel para tres sicarios por intentar matar a un opositor guineano

Los sicarios tenían instrucciones de matar a Germán Tomo -dirigente de la oposición guineana en el exilio-, pero se equivocaron y apuñalaron a Manuel Tomo, su hermano. Este intento de asesinato se produjo en junio de 2005 cerca del domicilio de Germán Tomo, en Alcorcón (Madrid).

En el escrito de acusación del fiscal, que pide 15 años de cárcel por estos hechos para seis personas, se indica que el móvil no fue de índole político, sino por "diferencias comerciales" entre el acusado Óscar Pérez y Germán Tomo. Según el fiscal, Pérez encomendó la vigilancia y seguimiento de Germán Tomo al también acusado Ángel Delgado. Le pagó por ello 20.000 euros y le ofreció un trabajo. Pérez contactó asimismo con el también acusado Juan Márquez. A éste le ofreció un trabajo en Andalucía si le buscaba sicarios que mataran a Tomo. Según el fiscal, Márquez buscó a tres sicarios y le proporcionó un coche y 30.000 euros para que ejecutasen el criminal encargo.

El 20 de junio de 2005, provistos de enormes cuchillos, dos de los tres sicarios vieron a un hombre bajarse del coche de Tomo y le acuchillaron. Pero éste era el hermano. De no ser por la rápida asistencia sanitaria, habría muerto. El juicio se iniciará el 11 en Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de diciembre de 2006