Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncia ecologista a la Confederación del Júcar por una muerte de peces

La Coordinadora de los Bosques del Turia dice que el río se quedó sin agua en Paterna

La Coordinadora en Defensa de los Bosques del Turia anunció ayer que denunciará ante la Fiscalía de Medio Ambiente a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) por presunto delito ecológico, al considerarla responsable de la última "mortandad masiva" de peces en el río Turia. Fuentes de la Coordinadora también denunciaron en un comunicado que la Consejería de Territorio hace "dejación de sus responsabilidades", ya que "ha desaparecido ante la primera infracción grave en la que se ha vulnerado la ley de Espacios Naturales de la Comunitat", y que el Ministerio de Medio Ambiente "tiene abandonado" el proyecto del Parque Fluvial del Turia.

La junta de gobierno de la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Turia analizó en su última sesión, reunida de forma "extraordinaria y urgente", la "mortandad masiva" de peces en el cauce del río Turia que se produjo el pasado día 29. Después de analizar las justificaciones de la CHJ, los hechos y el trabajo de campo realizado por la Coordinadora, el grupo ecologista aseguró que la CHJ desvió "toda el agua" del Turia -"alrededor de un metro cúbico"- a su paso por Paterna, a la acequia de Moncada para el riego. Según las mismas fuentes, la CHJ argumentó que la mortandad se debió a vertidos de purines que provocó la subida de amonio en las aguas del río, aunque no ofrecieron datos sobre el nivel de esta sustancia con respecto al máximo permisible y los lugares donde se recogieron estas posibles muestras, lo que ven "sospechoso". La Coordinadora aseguró que la CHJ "ha tenido que reconocer que la causa real de la muerte masiva de peces fue la pérdida de caudal ecológico que tuvo el río" aunque, según el portavoz del grupo, Xavier Mayoral, "queda por esclarecer qué caudal tenía el río Turia antes de dar la orden de desvío de aguas a la acequia".

"Delito ecologico"

Las estimaciones de la Coordinadora en cuanto al caudal de agua que tenía el río en el momento que se dio la orden de abastecer a la acequia de Moncada es que era de un metro cúbico, y cree que es "exactamente la misma cantidad que se dio orden de desviar". Por todo ello, el grupo ecologista considera que tienen "indicios más que suficientes para hablar de un supuesto delito ecológico", por lo que acudirán a la Fiscalía de Medio Ambiente para denunciar a la CHJ y solicitar la apertura de una investigación en profundidad "de la que se deriven responsabilidades".

Por otra parte, la Coordinadora criticó la ausencia de declaraciones de la Consejería de Territorio respecto a los hechos, que han sucedido en un espacio que "está a punto de ser declarado por el Consell Parque Natural". "Al tratarse de un espacio que ya tiene una protección cautelar", según las mismas fuentes, la legislación "prohíbe cualquier intervención que suponga una alteración de las condiciones naturales, que es exactamente lo que ha hecho la CHJ". Además, el grupo ecologista considera que el río Turia está "completamente abandonado" y "no existe constancia de que se haya acometido ni una sola actuación de las muchas que incluía el Parque Fluvial del Turia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de diciembre de 2006