Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La disputa sobre la política antiterrorista

El PSOE difunde un vídeo de la tregua de 1998 para probar la generosidad del PP con ETA

El Gobierno de Aznar defendió un proceso "sin exigencias previas" para lograr la paz

El PSOE colgó ayer de su página web y distribuyó a los medios de comunicación un vídeo de más de 18 minutos donde intenta demostrar, a través de fragmentos de intervenciones públicas de dirigentes del PP, que el Gobierno de José María Aznar aplicó en la tregua de 1998 medidas generosas con ETA para alcanzar la paz. Y que en ese proceso, a diferencia del que ahora impulsa el Ejecutivo socialista, la oposición apoyó al Gobierno. "El deseo de paz de los españoles fue más fuerte que cualquier interés partidista", explica una voz en off en la última parte del corto, titulado La otra tregua, cómo actuó el PP cuando estaba en el Gobierno.

Los socialistas difundieron en la medianoche del domingo un resumen de su vídeo, de apenas minuto y medio, donde incluían lo más sustancial del documento, ambientado con una música de película de miedo. A las tres de la tarde de ayer, colgaron de su web el vídeo completo, que recoge múltiples imágenes de dirigentes del PP en comparecencias públicas entre septiembre de 1998, cuando ETA anunció su tregua indefinida, y noviembre de 1999, cuando los terroristas volvieron a los atentados. La página web del PSOE se colapsó ayer en varias ocasiones al recibir más de 500 peticiones de acceso por segundo. En resumen, el vídeo recoge estos momentos:

- Movimiento Vasco de Liberación. La imagen con la que arranca el corto es la de unos encapuchados de ETA leyendo la declaración de tregua indefinida. A continuación, el presidente del Gobierno, José María Aznar, en su declaración más conocida: "He autorizado contactos con el entorno del Movimiento Vasco de Liberación". A esa declaración, sigue otra de Miguel Ángel Rodríguez, portavoz del Gobierno del PP: "No debe haber vencedores ni vencidos".

- "Esperanza, perdón y generosidad". Aznar explica, en otra declaración que recoge el vídeo, que su Gobierno está dispuesto a hacer todos los esfuerzos posibles: "Por la paz y por sus derechos, no nos cerraremos sino al contrario, nos abrimos a la esperanza, al perdón y a la generosidad". El documento elaborado por el PSOE enlaza esta declaración con otra del presidente Navarro, Miguel Sanz: "Y en esa generosidad, Navarra va a estar, no va a dar la espalda". Mariano Rajoy, entonces ministro de Administraciones Públicas, también hizo una declaración pública que se incluye en la película: "El Gobierno ha hecho un gesto, el Gobierno tiene la voluntad de que llegue la paz".

- Ningún etarra fuera de la Península. El Gobierno de Aznar, en el tiempo que duró la tregua, e incluso meses antes, decidió el acercamiento de presos. En un momento dado, el presidente declara en una conferencia de prensa: "No existe ningún preso de ETA fuera de la Península. Todos los presos que había [fuera] han sido trasladados a la Península. Todos".

- Generosidad para el fin del terrorismo. Aznar continúa: "Estoy dispuesto a ser generoso, a ser comprensivo si eso ayuda al final del terrorismo, eso es lo que tiene que entender todo el mundo (...) No les estoy pidiendo, y podía hacerlo, ni siquiera que haga explícita condena de sus propios crímenes, pero sí que acepte las reglas democráticas desde el momento en que anunciamos el cese de la violencia". Los socialistas destacan algunas declaraciones de Aznar en entrevistas a Abc, El Mundo, y EL PAÍS: "Merecería la pena hacer el esfuerzo de la generosidad si con eso conseguimos la paz". En ese contexto, Aznar anuncia "una nueva orientación de la política penitenciaria, consensuada, flexible y dinámica que acompañe los avances que se vayan produciendo en el aseguramiento de la paz".

- "Sin negociar la entrega de armas". En los últimos minutos, el vídeo recoge las declaraciones a un diario de Jaime Mayor Oreja: "Estamos dispuestos a dialogar, flexibilizar la política penitenciaria y a estudiar una reinserción de los miembros de ETA, hacer lo que sea necesario, sin exigencias previas, sin negociar la entrega de armas, pero la paz depende de ellos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de noviembre de 2006