Alcaldes del PSPV exigen a Zapatero que el trasvase del Júcar llegue "cuanto antes"

El trasvase del Júcar al Vinalopó cuenta con el respaldo de Bruselas, que ha aprobado 120 millones de euros para su ejecución y que no hay que perder. Una treintena de ediles socialistas de las comarcas del Vinalopó, entre ellos los alcaldes de Elda, Elche, Sax, Aspe y Biar, pidieron ayer al Gobierno que acabe "cuanto antes" las obras para terminar así con "las mentiras reiteradas del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el PP en materia de agua".

El alcalde de Elda, Juan Pascual Azorín, estimó que "la decisión de la Comisión Europea ha dejado fuera de juego a Camps, poniendo de manifiesto sus mentiras". La alcaldesa de Villena, Vicenta Tortosa, recordó que "la recuperación de los acuíferos del Vinalopó ha sido la piedra angular de esta decisión de la CE; nuestros acuíferos no pueden esperar y el nuevo trazado sí permitirá su recuperación, cosa que no ocurría con el anterior", dijo en referencia a la toma de Cortes de Pallás. Roberto Iglesias, alcalde de Aspe, exigió a la Generalitat que "no margine a la provincia de Alicante y que cumpla sus obligaciones en materia de infraestructuras hídricas", y recordó que las obras del pos-trasvase, es decir las tuberías que deberán llevar el agua desde el embalse de Villena hasta la huerta, son competencia de la Generalitat. "Sería lamentable que el Gobierno hiciera el trasvase y el agua no pudiera llegar a los regantes porque la Generalitat no hace sus deberes", dijo. El alcalde de Elche, Diego Macià, destacó la "voluntad negociadora" del Gobierno central, que ha propuesto un pacto por el agua y ha trasladado a la Junta Central de Usuarios del Vinalopó la creación de una comisión mixta para lograr llegar a un acuerdo. Macià admitió que con "el respaldo de la junta [que se opone a este trazado, como el PP] todo sería más fácil", pero dejó claro que "con la junta o sin ella, el trasvase será una realidad en otoño de 2008". En este sentido, la subdelegada del Gobierno en Alicante, Etelvina Andreu, recordó que su oferta de "mano tendida" hacia los regantes que se oponen continúa vigente, y pidió a los dirigentes de los regantes que cesen en su "cabezonería política".

Pla destaca que en Alicante no han sufrido restricciones, a pesar de la sequía

También de agua habló ayer el secretario del PSPV y aspirante a la Generalitat, Joan Ignasi Pla, de visita por varias localidades de la Vega Baja, como Callosa del Segura, Dolores, Almoradí y Torrevieja. En ésta última, anoche los socialistas presentaron a Ángel Jiménez como candidato a la alcaldía. Pla recordó por la mañana que "a pesar de la tremenda sequía que hemos padecido, por primera vez en la historia las poblaciones del sur de Alicante no han sufrido restricciones de agua" y agregó: "Todo ello gracias a la inversión del Gobierno en el programa Agua". El líder socialista aseguró que esas inversiones demuestran "con hechos" el objetivo de los socialistas: "Garantizar más agua para Alicante, más pronto y a menor coste".

Diametralmente opuesta es la opinión del consejero de Infraestructuras, José Ramón García Antón, del PP, que tildó de "perjudicial" para los intereses valencianos la política hídrica de Zapatero y recordó que mientras en las cuencas del Júcar y del Segura se acumulan sólo 600 hectómetros cúbico, en el Ebro hay 3.700 y en el Tajo, más de 6.000.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS