Canadá quiere reconocer a Quebec como nación dentro del mismo Estado

La moción gubernamental, respuesta a una de los independentistas, declara que "los quebequeses constituyen una nación dentro de un Canadá unido".

El Gobierno de Canadá, cuyo primer ministro es el conservador Stephen Harper, pretende que el Parlamento reconozca a Quebec como nación, pero dentro del Estado. La iniciativa de Harper, presentada en forma de moción en la Cámara de los Comunes, es una respuesta a otra propuesta del independentista Bloque Quebequés, cuyo líder, Gilles Duceppe, trata de que se reconozca a la provincia francófona como una nación, sin referencia a Canadá.

La moción gubernamental declara que "los quebequeses constituyen una nación dentro de un Canadá unido". Al presentar el texto en el Parlamento, Harper declaró que "la verdadera intención de los soberanistas no es reconocer lo que son los quebequeses, sino lo que a los soberanistas les gustaría que fuesen".

Harper dijo que la moción independentista del Bloque es un "reclamo desusado" que podría conducir a la secesión de Quebec tras la celebración de un referéndum sobre la independencia. El primer ministro añadió que su moción, que será debatida en los próximos días, reconoce el papel de Quebec en la historia de Canadá.

Para Harper, "los quebequeses forman una nación dentro de Canadá", pero no son una "nación independiente de Canadá". En su discurso ante el Parlamento, Harper planteó la siguiente pregunta retórica: "¿Forman los quebequeses una nación dentro de un Canadá unido? La respuesta es sí. ¿Forman una nación independiente de Canadá? La respuesta es no y la respuesta seguirá siendo siempre no", declaró.

El líder del Bloque Quebequés, Gilles Duceppe, replicó que no serán el Gobierno ni el Parlamento de Canadá quienes decidirán, sino los habitantes de Quebec.

Devoción por Canadá

El líder del principal partido de la oposición, el Partido Liberal, Bill Graham, insinuó que sus diputados pueden votar a favor de la moción gubernamental. Y se pronunció tajantemente en contra de la moción independentista. Dijo también que el aplauso que Harper recibió en el Parlamento es un reflejo de "la devoción" que todos los diputados federalistas de la Cámara sienten por la causa "primera y principal" de Canadá.

"¿Cómo podríamos nunca apoyar una moción sobre Quebec que procede de un partido que no siente ningún compromiso hacia Canadá?", se preguntó el líder de los liberales refiriéndose a la propuesta del independentista Bloque Quebequés. El cuarto partido de la Cámara, el socialdemócrata NDP, también se mostró partidario de aceptar la moción de Harper.

"Es un buen día para Canadá", declaró el diputado Michael Ignatieff, candidato mejor colocado para convertirse en el próximo líder del Partido Liberal. "Respaldo lo que el primer ministro ha hecho hoy, porque subraya que el futuro de Quebec está dentro de Canadá".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de noviembre de 2006.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50