Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristianismo y Justicia pide una Iglesia beligerante con las desigualdades

La entidad católica Cristianismo y Justicia conmemoró el lunes los 25 años de su fundación mediante un acto celebrado en la iglesia de la escuela de los jesuitas de la calle de Casp de Barcelona. En un manifiesto que se hizo público ayer, esta entidad, auspiciada por los jesuitas, recuerda que su objetivo sigue siendo el de recordar que el mensaje de Jesús no es otro que el de ser beligerante con las desigualdades existentes para lograr su erradicación.

En este sentido, el comunicado expresa que la organización sigue "la estela del Concilio Vaticano II", que significó entender "la lucha por la justicia como exigencia de la fe y como parte de la propia misión de la Iglesia". "La justicia que buscamos, tal como se encuentra atestiguada en las Escrituras y en la mejor tradición eclesial, está íntimamente ligada a la fe en el Dios de Jesús de Nazaret", señala el manifiesto. "Guiados por esta luz, quisiéramos contribuir desde nuestra pobreza al cambio estructural en las áreas socioeconómica y política", añade. Algo que, en la práctica, significa trabajar por "la paz y la reconciliación y por el fin de toda discriminación por motivos de raza, religión, sexo, etnia o clase social", y también contra "la destrucción del planeta Tierra" o "la intolerable desigualdad entre varón y mujer". En definitiva, un "nuevo orden mundial" donde desaparezcan las injusticias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 2006