Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Francesc Mitjans, el arquitecto del Camp Nou

El arquitecto Francesc Mitjans (Barcelona, 1909) falleció ayer en Barcelona a los 97 años. Autor

del Camp Nou (1957) y de otros edificios emblemáticos de Barcelona como la torre del Banco Sabadell (antiguo Banco Atlántico) en la Diagonal, o el Real Club Náutico, gran parte de las preocupaciones de Mitjans se centraron en la vivienda, siendo uno de los grandes renovadores del espacio doméstico de la burguesía catalana en la posguerra. El funeral se celebrará mañana a las 12.10, en el tanatorio de Les Corts de Barcelona.Francesc Mitjans, arquitecto, tristemente desaparecido ayer en Barcelona a los 97 años, era uno de los arquitectos catalanes más importantes del siglo XX y probablemente el que más trascendió el tiempo en el que le tocó operar para convertirse en referencia indiscutible de las generaciones actuales.

Mitjans nació en Barcelona en 1909, en el seno de una familia burguesa y acabó la carrera justo después de la Guerra Civil.

Su obra inicial durante los años cuarenta es de un gran interés. Centrada en proyectos residenciales urbanos, construyendo la nueva Barcelona elegante por encima de la Diagonal, Mitjans produce un importante conjunto de viviendas inicialmente con un clasicismo como londinense hasta llegar a su memorable casa en la calle Amigó, directamente emparentable con las experiencias orgánicas nórdicas. Son viviendas en donde las influencias estilísticas clasizantes del momento parecen tener una componente material más que ideológica: son casas de ladrillo, piedra y madera; sólidas, domésticas... en donde el artificio del estilo se diluye.

Pero su gran momento, el que lo ha convertido en el arquitecto catalán de mayor influencia entre las generaciones posteriores a la suya, fue la obra producida durante los años cincuenta y sesenta. Aquí ya liberado de los lenguajes históricos, Mitjans produce una espectacular sucesión de edificios que participaban directamente en la vanguardia de su tiempo, que ya no era el racionalismo pionero, sino una visión más compleja e integradora, en donde la abstracción radical podía verse en relación directa (y no en oposición) con la presencia de lo material.

La Barcelona que construye Mitjans en esa época con una extraordinaria sucesión de casas (Seida, CYT, etcétera) y algunos monumentos como el campo del FC Barcelona y la sede para el Banco Atlántico (ahora Banc Sabadell) es una Barcelona moderna, que abandona definitivamente el ensanche decimonónico y construye las bases de la metrópolis contemporánea: abierta, ligera, generosa y al tiempo sólida y eficaz.

El éxito del arquitecto en la época, que fue muy notable entre el mundo de la producción no lo fue tanto en el mundo de la crítica. Parte de la vanguardia local estaba iniciando el tránsito de la modernidad revisada hacia el historicismo posmodernista, en un camino -se vio luego- lamentablemente sin salida. También la crítica "radical" de los sesenta, con tonos bastante cínicos, desconfiaba de una obra que proponía abiertamente la construcción, el pragmatismo y la abertura al exterior como horizontes. En este proceso, las generaciones más jóvenes descubrimos la obra de Mitjans como una referencia moderna, original, viva, desde donde iniciar trayectorias.

Josep Lluís Mateo es arquitecto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS