Reportaje:

¿Dónde estás, Sebastián?

Ediles socialistas de Madrid se confiesan molestos porque el candidato a la alcaldía aún no se ha incorporado a la lucha política

Una pregunta circula por los despachos de los concejales socialistas en el Ayuntamiento de Madrid: ¿dónde está Miguel Sebastián?, se cuestionan algunos de los 21 ediles del PSOE mientras observan con cierto nerviosismo como se acercan las elecciones municipales, el próximo 27 de mayo, y el candidato no aparece. Y no puede aparecer porque el partido en Madrid aún no ha confirmado su designación. Hasta el próximo 18 de noviembre, cuando el comité federal del Partido Socialista de Madrid (PSM) apruebe su candidatura, continuará al frente de la Oficina Económica del presidente.

Algunos concejales socialistas de Madrid están nerviosos. Sebastián no es conocido por la opinión pública. "El 18 se aprueba su candidatura. Quince días más tarde, comienzan las navidades y todo queda diluido hasta enero", afirma un concejal del PSOE, que pide anonimato, como el resto de los consultados. "Se está perdiendo el tiempo", añade. La versión oficial del partido, insisten, es que "Sebastián aún no es el candidato oficial y debe ser confirmado". Fue presentado como aspirante a la alcaldía por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el 25 de octubre. Su designación se produjo tras un mes de rumores en los que no se mencionaba su nombre. "Hemos oído una decena de nombres y nadie nos ha consultado", sostiene un edil socialista.

"Estamos abundando en los mismos errores de otras elecciones", dice un concejal

Desde entonces, Sebastián apenas ha aparecido en la vida municipal. Fuentes del partido aseguran que se dará a conocer en un gran acto de presentación el próximo 26 de noviembre. El alcaldable aún no ha concedido entrevistas a la prensa.

Desde su designación, hace ya más de dos semanas, sólo dos apariciones: el pasado lunes 30 de octubre se acercó al Ayuntamiento. Sebastián saludó a todos los ediles socialistas y les animó: "Quiero participar desde ahora en vuestro trabajo". Y poco más. Fue una visita relámpago, de poco más de un cuarto de hora. "Cayó bien entre los concejales. Dijo que respetaría los tiempos del partido y que no iba a hacer declaraciones hasta que fuese confirmado", recuerda un edil.

Una semana después, Sebastián se presentó a los militantes de su partido en la capital. En el encuentro anunció "sorpresas" y pidió la "máxima colaboración".

El "malestar" en el seno del grupo socialista "no es por el candidato, es por el proceso", explica un concejal. "Desde que se fue Trinidad Jiménez saltaron muchos nombres a la luz pública, Bono, Solana...". El de Sebastián no estaba entre ellos. "Ha sido una sorpresa. No se ha contado con la agrupación de Madrid para nada. Estamos abundando en los mismos errores de elecciones anteriores", explica. "No hay buen ambiente", reconoce el mismo concejal. Pero, agrega: "Todos trabajaremos al máximo para que gane".

El portavoz socialista en el Consistorio, Óscar Iglesias, no se cansa de defender la legitimidad de Sebastián como "candidato a la alcaldía". Y espeta a quien le pregunta: "Ha sido elegido por unanimidad y su candidatura será aprobada por el partido".

Las críticas no parten únicamente del Consistorio, también provienen de la cúpula del PSM. El senador socialista y ex alcalde de Madrid, Juan Barranco, y el diputado Joaquín Leguina han expresado su desacuerdo por la forma de elegir al candidato. "No se podrá ganar Madrid con aves de paso", advirtió Barranco. Ambos defienden el sistema de primarias.

Sebastián ya tiene un ojo puesto en Madrid. Ha nombrado un asesor de campaña: el concejal Pedro Sánchez, que fue colaborador suyo en la Oficina Económica. Y según cuentan fuentes socialistas, "en las listas meterá cuatro o cinco personas de su confianza, para hacer su equipo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de noviembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50