Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE pide al tripartito una "apuesta" por Álava para apoyar los presupuestos

Prieto da por hecho que las cuentas de la Diputación se prorrogarán

El secretario general del PSE-EE alavés y portavoz en las Juntas Generales , Juan Carlos Prieto, dijo ayer que el apoyo de su partido a los presupuestos del Gobierno para 2007 dependerá de que éste realice "una apuesta por Álava" y abandone su "política sectaria" hacia ese territorio, por el hecho de que no está "bajo su dominio". Prieto anunció que las cuentas deberán tener un "altísimo contenido económico y social".

El máximo responsable de los socialistas alaveses fijó posición tanto en relación con el proyecto de cuentas del Gobierno como con el que debe aún presentar enla Diputación alavesa, gobernada con el PP, y que, como el Ejecutivo autonómico, ha disfrutado de presupuestos este año gracias al respaldo del PSE-EE.

La reedición de ambos compromisos está de nuevo en el alero. Con el Gobierno tripartito ha habido ya un primer encuentro y los grupos tienen en sus manos el proyecto de ley. A favor de un acuerdo sobre éste juega el alcanzado en el Congreso entre el Gobierno central y el PNV.

Para la Diputación alavesa las cosas van más atrasadas. El diputado foral de Hacienda, Juan Antonio Zárate, señaló ayer mismo que el proyecto de norma estará listo en plazo. El equipo que dirige Ramón Rabanera sólo cuenta con 16 de los 51 integrantes de las Juntas Generales.

Al Ejecutivo autonómico le advirtió de que deberá realizar una apuesta clara por Álava y dejar a un lado "su política sectaria" en términos económicos hacia ese territorio por el hecho de que no está "bajo su dominio".

El dirigente alavés del PSE-EE, como ya hizo en su día el portavoz parlamentario José Antonio Pastor, marcó la diferencia entre el apoyo socialista del año pasado, "fundamentalmente político", y la negociación actual: o se recogen propuestas de "altísimo contenido económico y social" o será difícil el acuerdo, advirtió.

Por lo que a Álava respecta, Prieto avanzó ya las reclamaciones que los negociadores del PSE pondrán sobre la mesa a la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia. El fomento de Vitoria como capital cultural y social, "no sólo nominal", del País Vasco, será una de ellas. Prieto señaló también que el Gobierno deberá hacerse cargo del 100% de las ayudas de emergencia social. Zenarruzabeitia deberá garantizar partidas para el pago de los libros de texto, gratuitos en Álava para la educación obligatoria. Y asumir el coste de los complementos a las pensiones que se pagan también en esa provincia, así como el del peaje social de la A-68.

También tendrá que disponer dinero para o la estación intermodal, el centro deportivo de alto rendimiento, el Palacio de Congresos y Artes Escénicas, el soterramiento del tren o la deuda a la que la Diputación alavesa ha debido recurrir para pagar su parte de la Eibar-Vitoria.

Las cuentas de la Diputación alavesa preocupan menos: las Juntas Generales se disolverán en marzo y Prieto no consideró grave la prórroga de las pactadas este año. "El presupuesto de 2007 lo queremos hacer nosotros", apuntó, dando por hecho que su grupo estará en el próximo Gobierno foral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de noviembre de 2006