Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE renuncia a tratar con Turquía el reconocimiento de Chipre

Turquía y la UE mantienen su rumbo hacia el choque de trenes pronosticado por el comisario Olli Rehn, responsable de Ampliación, después de que ayer la presidencia finlandesa de la Unión se viera obligada a cancelar la reunión extraordinaria que había previsto para tratar este fin de semana sobre la situación en Chipre, país al que Turquía se niega a reconocer y a conceder los privilegios comerciales a los que tiene derecho por su pertenencia a la Unión.

"Nuestro objetivo era encontrar una solución que permitiera la continuación sin interrupciones de las negociaciones de adhesión de Turquía y que mejorara la situación de las dos comunidades en Chipre", señaló en un comunicado Erkki Tuomioja, el ministro de Exteriores finlandés, que está haciendo todo lo posible por evitar una crisis euro-turca.

La Comisión va a presentar el próximo miércoles un informe sobre la evolución de la situación que será muy negativo para Turquía. No hay avances en los ámbitos de derechos humanos y libertades ni Turquía se aviene a ampliar a Chipre los beneficios del Protocolo de Ankara que se aplican a otros nueve países de la ampliación de 2004. Según Ankara, el acceso a sus puertos y aeropuertos de los grecochipriotas, al que obliga el tratado, equivaldría a un velado reconocimiento diplomático de Nicosia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 2006