Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Rogério Duprat, compositor y orquestador

En Brasil era conocido como el George Martin del tropicalismo

Murió el 26 de octubre en un hospital de São Paulo, a los 74 años, el hombre que orquestó las canciones del movimiento tropicalista que lideraban en 1968 Caetano Veloso, Gilberto Gil y Tom Zé. Los arreglos del compositor erudito Rogério Duprat revolucionaron la música popular brasileña.

Cruzó la frontera entre música popular y erudita. En la psicodélica portada del disco-manifiesto Tropicália ou Panis et Circenses (1968) se le puede ver, con su bigote y sus gafas, sosteniendo un orinal sobre un plato como si se tratara de una taza para el té de las cinco. A su lado están Caetano Veloso, Tom Zé, Gilberto Gil, Gal Costa, los Mutantes... Sus osados arreglos, como los que inventó para Domingo no parque, de Gilberto Gil -que tenía en mente el trabajo de George Martin para el Sgt. Pepper?s Lonely Hearts Club Band de los Beatles o Alegría, alegría, de Caetano Veloso- enganchaban con el espíritu iconoclasta de los tropicalistas. En plena dictadura, el tropicalismo había organizado un verdadero batiburrillo de poesía concreta y literatura de cordel, ritmos tradicionales y guitarras eléctricas, cacofonías y parodias.

Rogério Duprat, que hizo suyo el recurso de combinar elementos disparatados en una misma canción, murió el jueves sobre las cinco de la tarde en São Paulo. Tenía cáncer de vejiga y padecía de Alzheimer.

El maestro había nacido en 1932 en Río de Janeiro. En la década de los cincuenta fue chelista de la Orquesta Sinfónica del Estado de São Paulo y de la Sinfónica Municipal. Fundó y dirigió la Orquesta de Cámara de la ciudad y formó parte del movimiento de vanguardia Música Nova junto a Júlio Medaglia, Damiano Cozzella o Gilberto Mendes. A principios de los 70 estudió en Francia y Alemania con Boulez y Stockhausen.

Duprat llegó a utilizar un ordenador IBM 1620 -con tarjetas perforadas- para componer: una experiencia inédita en Brasil. Años después recordaba que aquella máquina primitiva ocupaba la superficie de tres habitaciones en la Escuela Politécnica.

Su talento queda reflejado en discos del grupo Mutantes como A divina comédia ou Ando meio desligado (1970) o Mutantes e seus cometas no país dos Baurets (1972). También en el antológico Construção de Chico Buarque. "Un arreglo de Duprat era como escuchar a Jackson do Pandeiro dirigiendo una orquesta de Beethoven", dijo una vez Tom Zé.

Padre de tres hijos, compuso obras experimentales, música para publicidad y bandas sonoras para varias películas de Walter Hugo Khouri. Problemas de audición le habían ido retirando de la vida laboral y vivía con su mujer en la sierra paulista.

En 2002 se proyectó el documental Rogério Duprat: vida de músico y, un año más tarde, se publicó Rogério Duprat: sonoridades múltiplas, biografía a cargo de la profesora Regiane Gauna. Recientemente fue reeditado en CD el vinilo que en 1968 supuso un fracaso comercial y que con los años se había convertido en disco de culto: A banda tropicalista do Duprat.

Caetano Veloso ha declarado que "era un tipo muy querido y un actor histórico muy importante. Aún hoy provoca entusiasmo en los jóvenes". Para el ministro de Cultura, Gilberto Gil, "tenía una postura muy atrevida, una noción muy clara de la interac-ción entre música popular y erudita, en dirección contraria al pensamiento convencional de la época. Fue fundamental para nosotros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de octubre de 2006