Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Bolivia sólo llega a un acuerdo con Total y Vintage

Una hora después de la hora fijada para la firma de los acuerdos entre el Gobierno de Bolivia y las petroleras para el mantenimiento de su actividad en el país andino, sólo dos compañías, Total y Vintage, se sentaron a la mesa con el presidente Evo Morales y los ministros de Hidrocarburos, Carlos Villegas, y de Yacimientos, Jaime Ortiz.

Desde primeras horas de la tarde, todo estaba listo: los invitados, parlamentarios, militares y autoridades, que casi llenaron el auditorio del moderno edificio de Telecomunicaciones, las cámaras de televisión y periodistas y, fuera, un buen número de ciudadanos interesados en ser testigos de la firma de los contratos con las empresas petroleras.

Con tres cuartos de hora de retraso (2.45, hora peninsular española) llegó el presidente Evo Morales, al que esperaban algunos de los ministros de su Gabinete.

El presidente de la Cámara de Diputados, Edmundo Novillo, sentado en primera fila, declaró que este día es histórico para el país pues, además de asegurar el respaldo para llevar adelante los cambios que se propone Morales, "se van a subsanar errores del pasado", en alusión al proceso de privatización y la firma de contratos con inversionistas extranjeros en condiciones adversas para el Estado boliviano.

La expectativa había desatado una ola de rumores respecto a las empresas petroleras dispuestas a firmar o no los nuevos contratos, en medio de un gran hermetismo tanto en las esferas gubernamentales como en la de los ejecutivos de las petroleras.

Las mayores operadoras, Petrobras y la española Repsol, optaron por continuar las negociaciones este fin de semana en La Paz.

Hoy finaliza el plazo de 180 días que se dio el Gobierno para renovar los contratos en el marco de la nueva ley de hidrocarburos, que incrementa los impuestos hasta un 50%.

El Gobierno boliviano había enviado invitaciones previamente, ante lo que se mostraron sorprendidos los portavoces de algunas petroleras y fuentes diplomáticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 2006