Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo plan de Seguridad Vial propone bajar otro 20% la mortalidad en las carreteras

La Comisión Vasca de Seguridad Vial, integrada por el Gobierno, las tres diputaciones, los ayuntamientos y entidades privadas como el RAC y Mapfre, aprobó ayer el segundo Plan de Seguridad Vial, que pretende que en el periodo 2007-2010 el número anual de fallecidos en las carreteras se quede en 54 por cada millón de habitantes. Esta cifra supondría una reducción del 20% de la mortalidad vial con relación al pasado año y de un 50% si se compara con 2001, cuando se puso en marcha el primer Plan de Seguridad Vial. El nuevo documento debe ser aprobado todavía por el Consejo de Gobierno, lo que se prevé para finales de este año.

El Ejecutivo ha considerado clave este programa para la reducción de los fallecidos entre 2003 y 2006. El País Vasco presentaba una tasa de 109 fallecidos en accidente de tráfico por millón de habitantes en 2001, que el pasado ejercicio se redujo hasta 68. Esta ratio le sitúa por debajo de la media española y de la UE y cerca de los países europeos con menor siniestralidad, como Holanda, Suecia o el Reino Unido.

El texto aprobado ayer destaca el incremento en los últimos años del uso del cinturón de seguridad y las sillas infantiles, pero, en cambio, destaca que se mantiene el exceso de velocidad y la distracción de los conductores como causas más destacadas de los siniestros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de octubre de 2006