Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La campaña electoral catalana

Montilla pide a los inmigrantes que respeten los valores básicos de Occidente

El Partit dels Socialistes no ha ahorrado ninguna crítica a la fórmula del carné por puntos para la integración de los inmigrantes propuesto por los nacionalistas de Artur Mas. Pero tampoco quiere que nadie piense que es el partido de los papeles para todos. Por esta razón, el candidato socialista, José Montilla, puso ayer el debate migratorio encima de la mesa para pedir formalmente a los inmigrantes que respeten los "valores básicos" de esta sociedad: la laicidad y la igualdad de las mujeres.

El lugar escogido por Montilla para lanzar este mensaje fue Terrassa (Barcelona), escenario de un importante brote xenófobo en 1999. Para Montilla, la fórmula para atajar posibles problemas de convivencia pasa por el "control" de la inmigración y el fomento de la llegada "legal" de inmigrantes.

A la inmigración también se refirió ayer Artur Mas, en el mitin central de los nacionalistas que reunió a más de 3.000 personas en el pabellón olímpico del Vall d'Hebrón de Barcelona. Mas apeló a respetar los "valores" y la idiosincrasia de Cataluña por parte de los nuevos inmigrantes y que se integren en una comunidad como lo hicieron los "llegados" desde el resto de España en la década de los sesenta.

Pero el principal destinatario de los discursos de los dirigentes de CiU, que ayer estuvieron acompañados por el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, y del líder del BNG, Anxo Quintana, fueron los votantes de ERC. Tanto Mas como el democristiano Josep Antoni Duran Lleida reclamaron el "voto útil" catalanista para impedir que la Generalitat caiga "en manos del PSOE". Duran dijo que, con Montilla como candidato, el PSC ha perdido "la pequeña alma catalanista". Mas dio por hecho que los republicanos apoyarán al PSC porque "les puede más su animadversión a CiU que el servicio a Cataluña".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de octubre de 2006