Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero quiere un acuerdo con el PP en la Eurocámara sobre el proceso de paz

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, expresó ayer su "máxima disponibilidad" para llegar a un acuerdo con el PP sobre el contenido de la resolución de apoyo al proceso de paz en Euskadi que el Parlamento Europeo tiene previsto votar el próximo miércoles en Estrasburgo. Mariano Rajoy, líder de los populares españoles, tendió, en cambio, el jueves por la noche a descartar ese posible compromiso, tras recibir en Helsinki el apoyo del Partido Popular Europeo (PPE) a su rechazo a la negociación con ETA.

A medida que se aproxima un choque en el que las dos partes han invertido una enorme energía que probablemente les reportará más desgaste que otra cosa, eurodiputados del PP hablaron estos últimos días de la posibilidad de consensuar un texto. En la misma dirección se han movido algunos socialistas. Una condición fundamental sería que la propuesta no ponga a los populares en contradicción con el rechazo a la negociación con ETA que expresaron en las Cortes en mayo de 2005. El proyecto presentado por los socialistas pide el "apoyo al Gobierno en los términos fijados por el Congreso" en aquella fecha.

"Que no se debata"

Rajoy dijo, sin embargo, el jueves que "el mejor acuerdo" sería, no un texto nuevo, sino "que el tema no se debatiera". El líder popular se mostró "muy satisfecho" de que el PPE hubiera expresado "lo que cualquier persona con sentido común diría: que no se puede negociar con una organización terrorista ni pagar un precio político". El pronunciamiento aprobado el jueves por el PPE, en su reunión habitual previa a una cumbre europea, declara, en efecto, un respaldo expreso "al PP en las posiciones que ha venido manteniendo sobre estas negociaciones" y reitera el contenido esencial de la dura propuesta alternativa que los eurodiputados conservadores han presentado en Estrasburgo.

Sobre el papel, apenas 40 votos separan a los dos grupos de la Eurocámara en relación con este tema, demasiado pocos para un Parlamento donde el voto individual tiende a ser imprevisible y frecuentes las ausencias.

En la reunión del PPE faltaron todos los grandes líderes. Ni la alemana Ángela Merkel, ni el francés Nicolas Sarkozy ni el italiano Berlusconi acompañaron a Rajoy, cuya participación expresa las fatigas que los populares españoles están pasando para vencer el apoyo natural que el anuncio del alto el fuego permanente de ETA provocó entre sus correligionarios.

[El presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, aseguró ayer que no dejará entrar a la Eurocámara a miembros de Batasuna durante el debate previsto para el día 25].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de octubre de 2006