Reportaje:

Despega Zinealdea

El polígono audiovisual funcionará a pleno rendimiento en Oiartzun para 2009

Guipúzcoa estará en condiciones de ofrecer para 2009 un espacio con todos los servicios necesarios para producir lo mismo una película, que un anuncio publicitario o una serie de televisión. Zinealdea, el proyecto para crear un polígono audiovisual en Oiartzun, por fin despega tras salvar un cúmulo de obstáculos. Sus impulsores ya se han hecho con la propiedad de los terrenos, han encargado el proyecto arquitectónico, han iniciado contactos con compañías nacionales y extranjeras para atraer producciones y hoy se reunirán con las empresas del sector integradas en el Cluster Audiovisual en Zamudio para presentarles la propuesta al detalle.

Zinealdea, promovido por la agencia de desarrollo comarcal Oarsoaldea, pondrá a disposición de la industria audiovisual 33.000 metros cuadrados de planta (44.000 en volumen). En sus pabellones podrán asentarse, previa compra, firmas dedicadas a la iluminación, el alquiler de cámaras, el sonido, la construcción de decorados... "La idea es que el audiovisual no sólo se basa en la tecnología", dice Enrique Santiago, presidente de Zinemaldea S. A., empresa gestora de este polígono que tendrá su propia film comission. "No puedes hacer una película o una serie si además no hay un restaurante, una carpintería, una empresa de pintura... Teniéndolo todo en el mismo sitio abaratas el coste y agilizas".

"Para Eiken cuantas más infraestructuras audiovisuales haya, mejor para el sector"
"La producción tiene que venir de fuera. La poca que hay aquí está cautiva de ETB"

El proyecto se construirá en dos fases. Para 2008 se habrá levantado ya la primera; 14.000 metros cuadrados que tienen como principales hitos dos platós -de 1.400 y 850 metros- y una piscina. Además, este primer bloque albergará oficinas de producción, carpinterías y un centro de formación. "Todas las empresas de ruido, herreros, construcción de decorados, sonido y demás irán en la segunda fase", explica Santiago.

El complejo, que dispondrá también de un hotel y una zona deportiva, se levantará en Lintziringaina, a unos 12 kilómetros de San Sebastián y a otros tantos de la frontera con Francia. Es un emplazamiento estratégico para atraer producciones de los cinco continentes por su condición de "ventana a Europa", según sus gestores. "Porque nosotros no miramos al País Vasco", aclara el presidente de Zinemaldea. "Nosotros miramos al mundo. Tenemos claro que hay que dar servicio a las empresas de aquí, pero la producción tiene que venir de fuera. La poca que hay está cautiva de ETB y las subvenciones. Somos muy pequeños".

La empresa gestora del proyecto, con un 25% de capital público (Oarsoaldea) y un 75% privado, ya ha comenzado a trabajar para ir creando un fondo de comercio y estar así en condiciones de ofrecer a las empresas, además de instalaciones, producciones. Las negociaciones empiezan a dar sus frutos. Los responsables del polígono cerraron durante el pasado Festival de Cine de San Sebastián, un acuerdo con la productora francesa Luc Besson para realizar una serie de películas y anuncios publicitarios, antes incluso de que el polígono entre en funcionamiento. Mientras, una veintena de empresas -nombres clave del sector en el País Vasco y también empresas tecnológicas extranjeras- han mostrado ya su interés de hacerse con un espacio en el Zinealdea. Eso sí, hasta la fecha no se ha cerrado ningún acuerdo.

El polígono se presentó en 2000 como una realidad inminente que podría acabar con el centralismo de Madrid y Barcelona en el sector. Pero le ha costado arrancar. El plan de viabilidad y las negociaciones sobre su ubicación definitiva demoraron inicialmente su puesta en marcha. No fue hasta mayo de 2003 cuando Oarsoaldea y Sprilur firmaron el convenio de reserva de suelo en Lintziringaina para levantar allí "la aldea del cine". Pero el compromiso expiraba el pasado 18 de abril, los promotores aún no habían hecho efectiva la compra "por problemas urbanísticos" que les obligaban a modificar su planteamiento inicial y Sprilur amenazó con cancelar la reserva de suelo para dedicarla a otras actividades de no cerrarse el acuerdo.

Para entonces más de un agente del sector dudaba de que Zinealdea pudiera llegar a materializarse. De hecho, algunas empresas inicialmente interesadas en instalarse en Oiartzun se descolgaron del proyecto. En medio de esta situación planeaba además la sombra de una posible competencia: el Irudi Park, el parque de 7.500 metros cuadrados que podría crearse alrededor de la nueva sede de EITB en la antigua Feria de Muestras de Bilbao. El Gobierno vasco dice no saber nada sobre este proyecto. "Preguntad a quienes realizan estudios sobre él". Desde Eiken, el cluster audiovisual, que sondeó al sector sobre su interés por instalarse en Bilbao, responden: "La decisión no es nuestra. Nosotros sólo estudiamos los proyectos que hay sobre la mesa. En todo caso, nuestra postura es que cuantas más infraestructuras audivisuales haya en Euskadi, mejor para el sector". La de Zinealdea parece que por fin despega. Previsiblemente funcionará a pleno rendimiento en 2009 tras un desembolso de unos 54 millones de euros.

Un sector en movimiento

Zinealdea surge en un momento de oferta creciente de infraestructuras audiovisuales en España. "¿Competencia? No la sentimos. Es verdad que existen muchas ciudades de la imagen en el Estado, pero ninguna de la industria", asegura Enrique Santiago. "Hay países como Canadá, por ejemplo, que quieren invertir en Europa y para ellos nosotros somos la frontera con África y con Europa".

Lo único que les preocupa, dicen, es que Zinealdea funcione y logre atraer iniciativas extranjeras. "Tengo mis dudas de que la industria de aquí sea capaz de ponerse en pie por sí misma", dice Santiago.

El sector audiovisual del País Vasco engloba a alrededor de 450 empresas, emplea a unos 3.300 trabajadores y depende en exceso de ETB y las ayudas públicas, según coinciden varias fuentes del sector. En los últimos años, se han multiplicado las iniciativas para tratar de darle un empuje. El libro Blanco del Audiovisual, desarrollado en 2003 por los departamentos de Cultura, Industria, EITB y la SPRI, propició la creación del cluster audiovisual y el establecimiento de nuevas fórmulas de financiación.

Y se están abriendo otros frentes para crear sinergias. El Plan Estratégico de San Sebastián trabaja en el proyecto DonostiMedia, que persigue conformar una especie de ciudad de la imagen integrando distintas iniciativas existentes o en proyecto como el Centro Internacional de Cultura Contemporánea que se quiere crear en San Sebastián, la Escuela de Cine y Vídeo de Andoain, EITB, la Film Comission donostiarra y el propio polígono Zinealdea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50