Reportaje:

2.758 días para abrir una sala de música de cámara

El Auditori de Barcelona inaugura mañana la Sala Oriol Martorell, siete años y medio después de la puesta en marcha del edificio

La espera ha sido muy larga: 2.758 días, o lo que es lo mismo, poco más siete años y medio. Ése es el tiempo que ha tardado el Auditori de Barcelona en poder contar con una sala de música de cámara desde que el edificio de Rafael Moneo fue oficialmente inaugurado, el 22 de marzo de 1999. Una sala bautizada con el nombre de Oriol Martorell con 602 butacas y que el Cuarteto Casals inaugurará mañana por la tarde con un concierto al que está prevista la asistencia de la ministra de Cultura, Carmen Calvo; el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu. El Cuarteto Casals repetirá el martes el concierto, que incluye obras de Mozart y Ravel, y el estreno de una nueva partitura del compositor Jordi Cervelló, Etüden nach Kreutzer.

La nueva sala de conciertos de cámara es el penúltimo peldaño en el largo proceso de construcción del edificio de Auditori para que, finalmente, la palabra inauguración, pronunciada el 22 de marzo de 1999, cobre pleno sentido. El penúltimo, porque queda todavía una parte del edificio de Moneo por terminar, la que corresponde al Museo de la Música, gestionado por el Ayuntamiento de Barcelona, actualmente en obras y cuya apertura, según fuentes municipales, tendrá lugar el primer trimestre de 2007. A partir de ese momento el Auditori, con sus tres salas de conciertos, la Escuela Superior de Música de Cataluña (Esmuc) y el museo, funcionará al cien por cien.

"En esta primera temporada de funcionamiento se prevé acoger un total de 200 espectáculos, 158 de los cuales están organizados por el propio Auditori", explica de la nueva sala el director general del Auditori, Joan Oller. Conciertos de música de cámara, antigua y coral; músicas del mundo; jazz, canción, y sesiones musicales para escolares y familias son la base de la programación de la Sala Oriol Martorell, que también será usada como sala de actos de la Esmuc.

Inicialmente incluida en el presupuesto de construcción del Auditori, fijado en 1989 en 6.216 millones de pesetas (37,3 millones de euros), la sala de cámara no empezó a construirse hasta enero de 2004, casi cinco años después de la inauguración del edificio. Los nueve años que duró la construcción del centro, a causa de la numerosas demoras en las aportaciones de dinero de las instituciones públicas, en especial del Ministerio de Cultura, que financió el 50% de las obras -el 50% restante los asumieron a partes iguales la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona-, consumieron la totalidad del presupuesto, que precisó una ampliación hasta alcanzar los 7.200 millones de pesetas (43,3 millones de euros).

Tras la inauguración, la Generalitat y el Ayuntamiento, gestores del Auditori, fiaron la construcción de la sala de música de cámara a la asunción por parte del Ministerio de Cultura del 50% de su coste, siguiendo el modelo inicial de financiación. El ministerio no reconoció como obligación la financiación de ese 50% y las obras no empezaron hasta que las dos administraciones mencionadas consideraron que la conjunción política -Gobierno español en manos del PSOE y tripartito de izquierdas en la Generalitat- favorecía el acuerdo con el ministerio. Sin embargo, hasta 2006 éste no ha incluido una primera partida presupuestaria, de 800.000 euros, para pagar las obras. El acuerdo final, al que se ha llegado recientemente, establece que el Ministerio de Cultura aportará, además, cinco millones de euros, prácticamente el 50% del coste final de la obra: 12 millones, tres más de los presupuestados al inicio de la construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de octubre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50