Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:DAVID GRADDOL | Lingüista y comunicador británico

"El español ganará la partida al inglés"

No es la liga de campeones de las lenguas, pero para que se entienda bien le preguntamos a David Graddol, lingüista, escritor, ligado durante años a la Open University británica, con una larga experiencia en el estudio de la presencia del inglés en la educación, cuál era el estado de la competición entre el idioma que él habla y el que hablamos nosotros, y dijo: "Ganará el español. En 2050".

Lo razona en esta conversación, desarrollada poco antes de que el pasado jueves pronunciara en el British Council de Madrid una conferencia a partir de su último libro, English Next, con el que prosigue su investigación acerca del futuro de la lengua occidental más hablada en el mundo. The future of English? fue publicado en 1997. Ahora este profesor jubilado de la Open University británica -a los 52 años: "soy un pensionista, y la pensión me da bien para educar a mis trillizas, de seis años"- es considerado un gurú en el estudio del inglés global.

"Ya no basta con aprender un inglés básico. La gente quiere superarse"

"Ahora que todo el mundo viaja, el español se está volviendo popular"

Pregunta. Usted ha estudiado la competencia entre el inglés y el español como idiomas globales. ¿Y cuál es el porvenir del inglés?

Respuesta. Ahora el inglés se enseña en colegios de primaria en muchos países del mundo, pero no como un idioma extranjero, sino como una necesidad básica. Los motivos para aprender el inglés han cambiado. Sobre todo en los sectores económicos, se aprende para posicionarse ante las grandes multinacionales. Ya no basta aprender un inglés básico. La gente quiere superarse y especializarse. La India es un caso importante. Allí la gente se especializa en industria farmacéutica, en medicina, en asuntos legales..., y eso requiere mucho más que un inglés básico.

P. En España se decía, y se dice, que si uno no sabe inglés puede que no llegue muy lejos. ¿Cree que esto se dirá algún día del español?

R. Sería un problema si sólo se hablara inglés. Y claro que importa, e importará, el español. Mucho. En la India el aprendizaje del inglés catapultó el crecimiento económico, el mercado global. Pero allí hay ahora un interés creciente en aprender español, alemán..., otros idiomas europeos. Se dan cuenta de que necesitan otros idiomas, además del inglés. Hay muchos idiomas entre los que elegir, entre ellos el español. Es interesante comprobar que mientras el poder económico del Nuevo Mundo sube, crece el interés por los idiomas del Viejo Mundo. El portugués, por ejemplo, está teniendo un impacto decisivo en algunos países africanos. Está siendo revitalizado de nuevo. Y pasa con el español en Estados Unidos. Casi toda América es ahora bilingüe.

P. Gran cosa ser bilingüe.

R. Lo más interesante de los países de culturas bilingües es que los que tratan con ellos necesitan los dos idiomas. La gente bilingüe o multilingüe se mueve entre idiomas. Es un error llegar a estos países con un solo idioma y pretender trabajar y entenderse.

P. En España nos irritaba que ustedes los ingleses no quisieran hablar español. ¿Por qué no aprendió usted español?

R. Cuando iba al colegio lo que se estilaba era aprender el francés. La razón por la que la gente quería aprender a hablar idiomas y fallaron en el intento me parece fascinante. La gente no viajaba tanto como ahora. Querían aprender más por motivos de estatus social en su país; era un signo de educación. Ahora que todo el mundo viaja, el español se está volviendo popular.

P. Pero el inglés sigue siendo la lengua franca.

R. Lo es, pero el español viene ahí.

P. Y dice usted, en su libro, que le puede ganar al inglés.

R. El número de gente nativa de habla española es similar ahora al de la gente nativa de habla inglesa. En 1950 el inglés dominaba por entero. Ahora están ahí, compitiendo, el hindi y el árabe, aparte del chino, que está muy por encima. Y el español está en competición absoluta con el inglés. Lo interesante es lo que va a ocurrir en la siguiente etapa. Es muy probable que el español ya haya ocupado el primer puesto del idioma más hablado por personas nativas.

P. ¿Qué consecuencias puede tener esto para el inglés?

R. El inglés es la lengua franca. Se seguirá aprendiendo, se seguirá usando; es curioso: la gente que aprende inglés en el mundo odia a los Estados Unidos, en términos generales. Antes estudiabas un idioma porque te sentías identificado con una cultura. Eso ya no es así. Y el inglés se habla en todo el mundo; ahora la gente lo habla en Europa para entenderse con otros europeos. Es curioso, el inglés es el idioma que está unificando a Europa.

P. El idioma del país menos europeísta de Europa.

R. Sí, existen muchas paradojas como ésa. Cuantos más países se incorporan a Europa, más inglés se habla. Pero no es algo que esté siendo impulsado desde Inglaterra.

P. ¿Por qué cree que el inglés tiene tanto éxito?

R. He estudiado el asunto durante décadas, y aún no tengo respuesta. Quizá haya algo en la estructura del idioma, algo que lo hace híbrido, viral.

P. Habla del inglés global. Y cuando el español ha decidido respetar sus diferencias se ha hecho más potente.

R. No hay motivo para tener una autoridad que regule un idioma; un idioma funciona como una red, no se lo puede regular del todo porque eso mata la vitalidad del idioma. En Asia hay muchas variedades del inglés. El futuro del español se tiene que basar en lo mismo. Todos hablarán un español internacional, así como su español regional o local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de octubre de 2006