Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reus explotará su vínculo con Antoni Gaudí con un museo con maquetas

El viejo proyecto municipal de Reus llamado Capsa Gaudí, en el que al Ayuntamiento quería explotar su vínculo con el arquitecto, dejó ayer el terreno de las ideas para concretarse en un museo monotemático que tendrá por nombre Gaudí Centre y explorará los aspectos vitales y de creación del artista. Tres de las cinco plantas de un edificio en pleno centro de la ciudad, en la plaza del Mercadal, albergarán una exposición permanente diseñada para que el visitante se acerque al universo personal del artista a través de maquetas táctiles de elementos característicos de Gaudí -como las chimeneas de La Pedrera, por ejemplo- y audiovisuales en varias pantallas de gran formato.

"Intentamos que la gente tenga sensaciones", explicó ayer uno de los autores del proyecto museográfico, el arquitecto Joan Sibina. De hecho, cualquier visitante podrá sentarse en una réplica de una silla que Gaudí usó en sus últimos años como creador en su taller, que también estará reproducido.

Reus no tiene ninguna obra de Gaudí. Incluso Riudoms, el municipio vecino donde el padre del arquitecto trabajaba forjando metal como calderero, tiene abierta al público la casa familiar de los Gaudí a modo de museo. El alcalde de Reus, Lluís Miquel Pérez, no puso fecha para la apertura del nuevo Gaudí Centre, aunque aseguró sentirse "ilusionado" de poderlo inaugurar antes de las próximas elecciones municipales.

Paseo interactivo

El proyecto museográfico, llevado a cabo por Sibina y por el arquitecto japonés y reconocido estudioso de Gaudí Toshiaki Tange, reserva una de las tres plantas a explicar la relación de Gaudí con la ciudad de Reus. El visitante paseará sobre un plano de la ciudad y cuando llegue a determinadas zonas una pantalla reflejará qué papel tuvo ese lugar concreto en la vida del artista. "Lo que tendrá de particular el centro es que Gaudí nació y creció aquí", dijo Sibina, que se mostró convencido de que el futuro museo tendrá una "proyección internacional".

El coste de fabricar y colocar el contenido del museo, que se ubicará en un edificio municipal ya reformado y preparado para albergarlo, asciende a dos millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de octubre de 2006