Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas vinculan su apoyo a los presupuestos a un pacto sobre política social

El PSE plantea que el importe de la renta básica se desligue del salario mínimo

El PSE detalló ayer su propuesta al Gobierno para suscribir un pacto sobre política social que permita reconducir las medidas de lucha contra la exclusión social, especialmente la cuantía de la renta básica, la edad mínima para acceder a ella y los mecanismos para lograr una inserción efectiva de los ciudadanos más marginados. Los socialistas vinculan su apoyo a los presupuestos que elabora el Gobierno para 2007 a la aceptación de este pacto. "Si el Ejecutivo no accede, será muy difícil llegar a un acuerdo presupuestario", advirtió su portavoz, José Antonio Pastor.

Pastor y Gemma Zabaleta, encargada de los asuntos sociales en el grupo parlamentario del PSE, plantearon ayer este pacto. El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, ya lanzó al lehendakari, Juan José Ibarretxe, una propuesta similar en el pasado debate de política general, pero sus compañeros fueron ayer más allá al vincularla a un posible apoyo presupuestario. El Gobierno logró en diciembre pasado sacar adelante las cuentas del actual ejercicio gracias a un acuerdo con el PSE, después de que el resto de la oposición las rechazase. Aquellos fueron los primeros presupuestos que Ibarretxe lograba aprobar de una manera holgada y sin sobresaltos.

Pastor adelantó que en la próxima negociación presupuestaria este pacto social será "uno de los elementos más importantes". Matizó que no se trata de un "trágala" al Gobierno, sino una propuesta para desarrollar políticas más eficaces. Según Pastor, el Concierto Económico ofrece recursos suficientes como para abordar, en el ámbito de las competencias propias de la comunidad autónoma, una política más ambiciosa en el terreno social.

Dicho pacto serviría para cerrar el recurrente debate en el Parlamento sobre la eficacia de las políticas contra la exclusión social, la cuantía de la renta básica y la edad mínima para empezar a cobrarla. Los socialistas han presentado ya varias proposiciones no de ley reclamando que se baje la edad a los 18 años frente a los 21 actuales. Zabaleta argumentó que "cuando una persona cumple 18 años pasa a ser mayor de edad y, por lo tanto, es el momento en que una persona puede llevar a cabo una vida independiente".

Hasta el momento ha resultado imposible un acuerdo con el Gobierno en este terreno. Por ello, Zabaleta planteó que se mantenga el criterio de los 21 años, pero que se articulen excepciones para que nadie que tenga 18 años y necesite la renta básica se quede sin ella. Éste sería un ejemplo de lo que podría contener el futuro pacto.

Crece la cuantía

En cuanto a la cuantía de la renta básica, los socialistas han propuesto que ascienda al 100% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que actualmente se eleva a 540,9 euros al mes. Aquí tampoco existe acuerdo con el Ejecutivo, que para 2006 ha situado la renta básica en el 87% del salario mínimo. "Lo que hay que hacer es sacar el debate del carril del SMI y acordar con el Gobierno cuál es la cantidad mínima para vivir, teniendo en cuenta el conjunto general de las rentas en Euskadi". Se trataría de analizar las cifras de la renta básica y el colectivo de personas perceptoras y sus posibilidades de insertarse en el mercado laboral. Zabaleta puso el ejemplo de Cataluña, donde la Generalitat ha cerrado un acuerdo para establecer esa cuantía mínima.

El Ejecutivo vasco ha ido aumentando progresivamente durante los últimos años la cuantía del salario social desde el 75% del salario mínimo de 2001 al 87% actual. El número de beneficiarios también ha ido creciendo de forma ininterrumpida. En 2001 eran 18.700 y a finales del año pasado llegaban hasta los 31.600. Otras 28.000 personas han recibido las ayudas de emergencia social.

En un intento de encauzar todas las iniciativas, el Parlamento constituyó una ponencia que servirá para actualizar la Ley de Exclusión Social. El objetivo pasa, según el Gobierno, por establecer el modelo más adecuado de lucha contra la pobreza y de solidaridad social. Zabaleta acepta que la ponencia fije el modelo y por eso recalcó que la oferta de pacto al Gobierno se verá en ese foro. "Tratamos de adelantarnos para que el Ejecutivo vaya conociendo nuestras intenciones y nuestra forma de pensar", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de octubre de 2006