Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Heloísa Helena | Partido Socialismo y Libertad | Elecciones en Brasil

La radical más brillante

Heloísa Helena suele causar la admiración de simpatizantes y rivales por su determinación en la consecución de sus proyectos. Esta profesora universitaria de epidemiología está habituada a tener todas las condiciones en contra y salir adelante con éxito. Una circunstancia que ha sido recurrente desde su niñez y a la que vuelve a enfrentarse en las elecciones de hoy.

Asegura que no necesita la política para comer y que no tiene problemas en volver a dar clase, pero quiere que eso lo decidan los electores y no los cuadros políticos. Al fin y al cabo, es la líder de un partido fundado por ella misma, el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), cuando en 2004 fue expulsada del Partido de los Trabajadores (PT) tras oponerse al sistema de previsión que quería poner en marcha el Gobierno y que, en su opinión, no correspondía a las promesas hechas por Lula en la campaña.

Esta católica próxima a la teología de la liberación que habla del "camarada Jesucristo" y cuyo despacho preside el Che Guevara, fue bautizada primero como la líder de los "radicales libres" y luego expulsada del PT.

Entonces Heloísa Helena, junto a otros seis compañeros, decidió formar un grupo en el Congreso, donde apenas podía influir entre los 506 miembros restantes de la Cámara. Bajó el tono agresivo en sus discursos, y sus intervenciones, caracterizadas por un ingenio y rapidez en las respuestas, le granjearon la atención de los medios -en muchos de ellos se le define como la congresista técnicamente más brillante- y de una proporción importante del electorado que hoy está dispuesta a votar a esta mujer que casi siempre viste vaqueros y camisa blanca y lleva el pelo moreno recogido en una cola de caballo.

Nacida el 6 de junio de 1962 en Pão de Açúcar, en el Estado de Alagoas, en la costa noreste de Brasil, Heloísa Helena de Moraes Carvalho no recuerda a su padre porque éste murió de cáncer cuando ella apenas tenía dos meses. Ahí no acabó la tragedia familiar. Siendo niño, su hermano mayor, Cosme, fue asesinado. Tuvo que trabajar desde muy pequeña para ayudar en la economía familiar. Y en un entorno de tanta desigualdad como es el sistema educativo brasileño, Helena obtuvo una licenciatura. Está divorciada y es madre de dos hijos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de octubre de 2006