Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de Reckitt preguntan por los empleos que anunció Ibarretxe

La plantilla se reunió con la consejera de Industria y paró la producción

El comité de empresa de Reckitt Benckiser reclamó ayer a la consejera de Industria, Ana Aguirre, detalles y compromisos concretos sobre la promesa realizada días atrás por el lehendakari Ibarretxe de crear 290 empleos en la zona de Güeñes, para compensar los 190 afectados por la anunciada marcha de la multinacional. Los trabajadores realizaron ayer el primero de los paros previstos y se concentraron ante la sede de Industria.

Representantes del comité de empresa de Reckitt se reunieron en Vitoria con Aguirre mientras un centenar de trabajadores se manifestaban entretanto ante la sede del Gobierno en Lakua para reclamar al Ejecutivo una actuación más decidida contra la marcha de la compañía fabricante de productos de limpieza y aseo. En la entrevista, el comité entregó a la consejera una carta en la que demandan de la Administración vasca una respuesta más contundente que la constatación, expresada en su día por la propia Aguirre, de que se trata de "una deslocalización de libro".

Según informaron tras concluir la reunión, también pidieron a la consejera precisiones sobre cuándo y cómo se podrá contar con los 290 nuevos empleos para la zona anunciados el pasado día 14 por el lehendakari. Refiriéndose al cierre de Reckitt, Ibarretxe afirmó en la localidad guipuzcoana de Elgeta que "donde se pierdan 190 puestos de trabajo" las instituciones vascas promoverán la "creación de 290" empleos. No obstante, portavoces de Industria manifestaron después que no existía ningún proyecto concreto alternativo y que las palabras del lehendakari había que tomarlas en sentido metafórico, como una expresión de la voluntad de impulsar en la comarca de las Encartaciones actividades empresariales que compensen la marcha de la multinacional. En este sentido, el comité criticó que para promover nuevos empleos tenga que ser necesario destruir las existentes en una compañía con beneficios.

Impedir cierres

Preguntó por ello a la consejera por las gestiones realizadas desde el Ejecutivo para evitar el traslado de la producción y recordó que es la Administración autonómica la que debe aprobar los expedientes de regulación de empleo. Le reclamaron asimismo que no desvíen la responsabilidad sobre los trabajadores instándoles a negociar las compensaciones más favorables, sino que actúe para impedir "cierres de este tipo", tras haber concedido a las empresas "subvenciones, exenciones fiscales" y ayudas a la inversión y de otro tipo.

El viceconsejero de Empleo, Juan José Loroño, que debe aprobar el expediente de regulación de empleo de Reckitt, se mostró ayer de acuerdo con la iniciativa anunciada por el diputado general de Vizcaya para obligar las empresas que deslocalicen la producción a devolver las ayudas públicas recibidas. No obstante, abogó por que el Gobierno participe junto a los ayuntamientos en las operaciones de recalificación de suelo industrial en áreas urbanas, como la realizada días atrás por Fertiberia en Barakaldo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de septiembre de 2006