Cataluña en precampaña

El PP, en su línea

El Partido Popular de Cataluña dejó entrever ayer las líneas maestras de su posición ante la inmigración, que poco discrepan con la línea de la dirección nacional. Su líder, Josep Piqué, defendió la aplicación estricta de la Ley de Extranjería, pero abogó por que los inmigrantes extracomunitarios en situación legal puedan votar en las elecciones municipales, siempre y cuando muestren "un mínimo arraigo" en la sociedad.

A pesar de que el partido todavía no ha concretado su programa en este tema, Piqué se mostró partidario de que los inmigrantes que viven y trabajan en Cataluña puedan dar su opinión sobre los asuntos que les afectan. El dirigente popular se colocó al límite de la línea oficial del PP, que defiende el derecho a voto de los inmigrantes si existe "un gran consenso nacional". Así lo suscribió el partido en su convención de marzo.

En una conferencia en la Universidad Ramon Llull, Piqué apostó por controlar y regular los flujos migratorios, pues -en coincidencia con el candidato socialista a presidir la Generalitat, José Montilla- Cataluña se encuentra al límite de su capacidad de acogida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50