Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fundación de la que es vocal el presidente del Tribunal de Cuentas no presenta su contabilidad

Ubaldo Nieto es miembro de la entidad que promociona la cultura en Torrelodones desde 1992

Sus quejas y denuncias en lectores.madrid@elpais.es

La Fundación para la Promoción de Estudios Superiores de Torrelodones, constituida en 1992 y que cuenta entre sus vocales con el presidente del Tribunal de Cuentas, Ubaldo Nieto, no ha rendido cuentas ni presentado plan de actuación desde su constitución, según el Ministerio de Educación. La gerente de la fundación, Marta Campesino, aseguró ayer que desde agosto de 2005, fecha en que se incorporó a la organización, ha cumplido con sus obligaciones contables. La fundación está presidida por el líder del PP local y ex alcalde de Torrelodones, Mario Mingo, y recibe financiación de una constructora que se ha hecho con terrenos de un área protegida del municipio ahora en proceso de recalificación. El alcalde, Carlos Galbeño, también es miembro de la entidad.

El Ministerio de Educación y Ciencia emitió el pasado día 12 de septiembre un certificado en el que aseguraba: "La Fundación para la Promoción de Estudios Superiores de Torrelodones, constituida con fecha 25 de marzo de 1992 (...), no ha rendido cuentas, no ha presentado plan de actuación desde su inscripción". Desde entonces, el presidente del Tribunal de Cuentas estatal, Ubaldo Nieto, es vocal de la entidad, que se dedica a promocionar la cultura en Torrelodones.

La fundación está presidida por el presidente del PP local, ex alcalde, diputado nacional y portavoz de la comisión de Sanidad en el Congreso de los Diputados Mario Mingo. Además, son miembros del patronato el actual alcalde, Carlos Galbeño (PP); el miembro del Consejo General del Poder Judicial Javier Laorden; el diputado regional del PP Juan Van Halen; el miembro del PP Juan Hinojar de Inza, entre otros.

Nieto es presidente del Tribunal Superior de Cuentas, el órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado, desde el 14 de noviembre de 2001.

La organización está obligada a presentar cada año al Protectorado las cuentas anuales del ejercicio anterior, así como el plan de actuación del ejercicio siguiente. El Protectorado es la entidad de la Administración General del Estado (AGE) que asegura la legalidad de la constitución y funcionamiento de las fundaciones.

Sin cuentas en cinco años

El Ministerio de Educación ha reclamado a la organización, de la que Nieto es vocal y miembro del patronato, las cuentas y el plan de actuación de los ejercicios 1999, 2000, 2001, 2003 y 2004, según documentos en poder de este periódico. Sin embargo, la fundación sólo presentó el plan de actuación del año 2001 (la previsión de actividades del ejercicio).

La gerente y directora general de la fundación, Marta Campesino, aseguró ayer que desde que ella está en la organización, en agosto de 2005, "se han presentado las cuentas y se ha cumplido con las obligaciones contables", pero no facilitó los documentos que lo acreditan. Campesino reconoció que antes de su llegada "pudo haber algunos problemas". La gerente asegura que ha pedido unos certificados para demostrar el cumplimiento de sus deberes.

Este periódico intentó contactar ayer, sin éxito, con Ubaldo Nieto a través de su jefe de prensa para conocer su versión. Su portavoz adujo que "sería difícil hablar con él hoy". Tampoco el anterior gerente de la organización sin ánimo de lucro, Michael Nuño, respondió a los mensajes de este diario.

La Ley 50/2002 de 26 de diciembre sobre Fundaciones establece la obligación del Patronato de rendir cuentas al Protectorado, dentro de los 10 días siguientes a la aprobación de su contabilidad. Además, establece que esta ratificación debe ser antes de los seis meses siguientes al cierre del ejercicio correspondiente.

El objetivo de la fundación es "la promoción y desarrollo de actividades culturales, de formación y educativas, con proyección profesional y social. Además, de fomentar y apoyar las actividades que contribuyan a la promoción e imagen de Torrelodones", según los estatutos de la organización.

Las cuentas de la entidad nunca han estado muy claras. La Fundación para la Promoción de Estudios Superiores de Torrelodones cobró al menos 6.000 euros a RTVE por el uso de un edificio de titularidad municipal. La fundación tiene suscrito un convenio con el Ayuntamiento torresano por el que éste cede las instalaciones de la Casa de Cultura a cambio de que aquélla realice actividades culturales en el municipio.

La entidad que preside Mingo representó en 1998 varias obras de teatro para el programa de RTVE Estudio 1. Entonces fue contratada por el Ente Público para escenificar nueve piezas en el teatro Bulevar de la Casa de Cultura (propiedad del Ayuntamiento torresano). El interventor municipal detalla en un informe que el Consistorio no recibió todo el dinero por la cesión de las instalaciones.

La fundación de la que es miembro Ubaldo Nieto dirige la Escuela Superior de Arte Dramático de Torrelodones (www.esadt.es) que ha tenido que echar el cierre, "al haber cumplido su objetivo inicial", aseguraban hace unos días los responsables de la organización en un comunicado.

La clausura de la escuela coincide con los escándalos políticos en la localidad. El 25 de julio, el alcalde, Carlos Galbeño (PP), destituyó a dos concejales de su grupo. Jesús María Pacios y Reyes Tintó fueron despojados de sus funciones por no seguir "la disciplina de partido", según el regidor. Ambos ediles aseguran que sólo reclamaron información sobre algunos convenios urbanísticos del municipio.

La fundación, que preside Mingo, recibe financiación de la constructora C-15. Esta empresa, que construye chalés en la zona, ha comprado recientemente terrenos en el Área Homogénea Norte, una zona protegida de 128 hectáreas, donde el Ayuntamiento de Torrelodones pretende construir 1.536 viviendas, un campo de golf, un hotel y un complejo de oficinas. La anterior corporación municipal, gobernada por Enrique Muñoz (PP), protegió el AHN en 2003. Tan sólo un año después, el nuevo alcalde, Carlos Galbeño, se propuso recalificar la zona.

C-15 se reunió con los antiguos propietarios de los terrenos para presentarles el citado proyecto antes de que el Consistorio iniciase algún trámite para la recalificación de esta zona. C-15 alcanzó acuerdos con algunos de los propietarios y se hizo con el derecho de tanteo y retracto [la posibilidad de comprar los terrenos igualando la mejor oferta] de al menos 20 parcelas del ÁHN, junto a la A-6.

Casi un año después de que C-15 comenzase a comprar terrenos en la zona protegida, en diciembre de 2004, el Ayuntamiento encargó la elaboración de un informe para estudiar la posibilidad de recalificar ese suelo como urbanizable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de septiembre de 2006