El último presupuesto de Barcelona antes de las elecciones se concentra en proyectos de barrio

Hereu pedirá a la Generalitat que le compense la pérdida de ingresos por tributos

En la recta final de un mandato municipal, las cuentas de un ayuntamiento no deben tener grandes sobresaltos, como subidas de impuestos y tasas municipales. El consistorio de Barcelona ha aplicado ese principio y otro más: incrementar las inversiones en proyectos de proximidad. Los que más notan y ven los residentes de la ciudad, y además no son los más caros. Así, en los presupuestos de 2007, el consistorio destinará el 80% de las inversiones a este tipo de actuaciones, que tienen un coste de menos de tres millones de euros cada una de ellas.

De acuerdo con los presupuestos y las ordenanzas fiscales aprobados ayer inicialmente por la comisión de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona, en los últimos ocho meses de mandato no se registrarán subidas de los impuestos municipales -IBI e IAE, especialmente- y de las tasas será del 3,2%. El área verde de estacionamiento no sube para los residentes, y para los no residentes se incrementa en cinco céntimos la hora -2,80 o 2,55 euros, según la zona-. La misma subida se aplicará en la zona azul y un porcentaje parecido a la grúa, que costará 141,99, euros. En el IBI se introduce una subvención de 80 euros para las 1.300 familias monoparentales registradas en el Departamento de Bienestar Social. También se aplicará una bonificación del 95% de la plusvalía en las transmisiones de pisos entre familiares de primera línea; ws decir, entre padres hijos y conyuges.

El que es el primer presupuesto del alcalde Jordi Hereu es continuista y no contiene grandes sorpresas. El presupuesto de 2007 será de 2.106 millones de euros, lo que representa un incremento del 8,18%. Como ya ocurrió en las cuentas de este año, se prioriza el gasto social. Al final del mandato se pone el acento en la política de proximidad y el 80% de las actuaciones serán de pequeños proyectos de barrio que suponen un desembolso de menos de tres millones de euros.

En la presentación de los presupuestos, el concejal de Presidencia, José Cuervo, señaló que pedirán una compensación a la Generalitat porque el Estatuto supone una disminución en la participación de los impuestos generales para el Ayuntamiento.

La comisión de gobierno aprobó la compra del cuartel de la Guardia Civil de la calle de Navas por 12.5 millones al Ministerio de Defensa. El espacio combinará vivienda y equipamientos.

Portabella y el pregón

Jordi Portabella (ERC), segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, no asistirá a la ceremonia de arranque de las fiestas de la Mercè: la lectura del pregón. Este año la pregonera será la escritora Elvira Lindo y ERC ha insistido en la crítica de que el pregón sea en castellano, algo que ha ocurrido en seis ocasiones en los últimos años. Mientras Portabella insistía ayer en pedir a la pregonera que se exprese en catalán, CiU arremetió contra el líder republicano, al que tildó de "oportunista" y echó en cara que no se opusiera a la decisión de designar a Lindo como pregonera cuando pudo hacerlo: "Es una política de gestos estéril e inútil que pone en evidencia que la influencia de Esquerra es cero".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS