LA CONFESIÓN DE LOS DOS PRINCIPALES TESTAFERROS DE JUAN ANTONIO ROCA | El sumario de la Operación Malaya

Monserrat Corulla: "A Roca nunca le parecía nada suficiente"

Monserrat Corulla es abogada y, según la investigación judicial, la tapadera que utilizó Juan Antonio Roca para sus negocios inmobiliarios en Madrid, donde compraba palacetes en ruina, los rehabilitaba y, en muchos casos, los convertía en hoteles de lujo. Corulla fue detenida por la policía y encarcelada por decisión judicial. En su comparecencia ante el juez, el 2 de abril de 2006, negó que supiera que Roca era el dueño de todos los negocios inmobiliarios que ella gestionaba. Aunque, de alguna manera, lo insinuó. Lo que sigue es un resumen de su declaración:

- Roca, asesor del despacho. "Me presentaron a Juan Antonio Roca hace tiempo. Manuel Sánchez Zubizarreta [jefe del bufete de abogados donde trabajaba] me dijo que era un asesor del despacho y que tenía que obedecerle en todo. Cuando íbamos al banco, Manuel decía que los propietarios eran él y Francisco Soriano, pero Roca actuaba como si fuera el propietario".

"A mí me pagan un sueldo tanto la empresa Condeor como Palacio Villagonzalo. Desde que soy administrador de Condeor he adquirido para la sociedad el Palacio de Saldaña, el Palacio de Villagonzalo y Los Alcázares, el hotel, y los aparcamientos, y todo se ha financiado con préstamos, excepto la compra del inmueble del Palacio de Villagonzalo".

- Trabajo en la sociedad de Roca. "Estuve trabajando en Maras [sociedad de Roca en la que se encontró la contabilidad de los supuestos sobornos cobrados y repartidos entre los ediles] porque Manuel Sánchez me pidió que organizara ese despacho. Y aunque la persona con la que me tenía que entender era Salvador Gardoquí, en realidad mandaba Juan Antonio Roca. Me presentaron a Roca como un asesor urbanístico pero era obvio que era la persona que daba las órdenes y que mandaba incluso por encima de Manuel Sánchez Zubizarreta. No se podían discutir las órdenes de este señor, e incluso pensé que se comportaba más que como un asesor, como un accionista".

- Reuniones. "Cuando me he reunido con Roca ha sido en el despacho de Manuel Sánchez o en el de la calle Príncipe de Vergara. Cuando me he reunido en Marbella siempre ha sido en el despacho de Maras Asesores y siempre con don Manuel".

"La última vez que vine a Marbella, fue hace un mes y pico, vine a pedir un préstamo para poder pagar el hotel Los Alcázares. Tuve que pedir el préstamo porque no teníamos ni un duro".

- Insaciable. "Para Juan Antonio Roca nunca nada es suficiente. Cuando conseguí vender el Palacio Tepa, llamé a Juan Antonio y a Manuel Sánchez, y a Juan Antonio no le pareció suficiente".

"En muchas ocasiones he visto al señor Roca dar órdenes e indicaciones a los empleados. Y también daba órdenes e indicaciones a Manuel Sánchez (...). En las actividades que yo realizaba al frente de Condeor, Roca no me asesoraba sino que me daba órdenes. Me resultaba extraño que el despacho de abogados realizara estos proyectos por el volumen de las inversiones. La finalidad de estos proyectos era explotarlo, y por ello yo me encargaba de la remodelación de los inmuebles y que fueran aceptados por alguna cadena hotelera".

- Negocios en Madrid. "Todos los ingresos que tengo los percibo como administradora de Condeor y consejera delegada del Palacio de Villagonzalo. Además, desarrollo otros proyectos en Madrid del mismo tipo pero que no tienen que ver nada con Roca ni con el despacho de Zubizarreta. En el caso de que estos proyectos fructificaran, todos los beneficios serían para mí y para nadie más".

- La visión del juez: "Dotada de gran inteligencia". "Monserrat Corulla controla Condeor, pieza clave del entramado de Roca, hasta el punto que se puede decir que es su principal testaferro, incluso por encima de Óscar Benavente, persona de su absoluta confianza, dedicado a tareas más ejecutivas. Monserrat desarrolla proyectos de gran importancia, como el hotel La Malvasía, el Palacio de Villagonzalo, o la venta del Palacio Tepa, sin olvidar las urbanizaciones y el hotel de Los Alcázares (Murcia)".

"Se trata de una abogada dotada sin duda de gran inteligencia y que se desenvuelve con gran soltura en el mundo de los negocios. El propio Roca la destaca en alguna de las conversaciones detectadas. No cabe duda de que, a tenor de las distintas conversaciones que se acompañan a la causa, ella sabe que el dueño de todo es el propio Roca y no Manuel Sánchez Zubizarreta o Francisco Soriano".

Juan Antonio Roca, custodiado por la policía y la Guardia Civil tras prestar declaración ante el juez, en mayo pasado.
Juan Antonio Roca, custodiado por la policía y la Guardia Civil tras prestar declaración ante el juez, en mayo pasado.JULIÁN ROJAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción