Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Costas abrirá un paso público por los chalés de Mallorca junto al mar

Medio Ambiente sostiene que un grupo de millonarios privatiza la costa

El Ministerio de Medio Ambiente tiene listo el proyecto de senda peatonal a través del litoral de la elitista urbanización de Mallorca donde un grupo de millonarios y famosos han "privatizado de hecho el litoral", según el director general de Costas, José Fernández. El proyecto, tres tramos en Pollença, Calvià y Son Servera, será declarado de utilidad pública para expropiar el terreno y que la gente pueda pasear junto al mar. En la zona tienen casa Ana Obregón, Carlos Sainz o Pedro J. Ramírez.

"No hay un tramo igual en España de costa privatizada. Hay casos concretos, pero en la Costa de los Pinos hay varios kilómetros de costa inaccesibles, cerrados al público en una privatización de hecho", explica José Fernández. En la mesa de su despacho están los planos del futuro paseo. "Hemos encargado un proyecto de paseo en tres tramos de más de tres kilómetros cada uno en la costa de Pollença, Calvià y Son Servera para abrir viales que están recogidos en el planeamiento urbanístico pero que en la práctica no existen. Hay caminos vallados y guardas de seguridad y la gente tiene que saber que, por ley, cualquiera puede pasear por la costa". El proyecto afecta al campeón del mundo de rallies Carlos Sainz, la famosa Ana Obregón, el director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, o el presidente de Lufthansa, entre otros, según fuentes conocedoras del proyecto. El ministerio declarará de utilidad pública el camino en semanas. Así, podrá iniciar las expropiaciones, aunque el ministerio intentará negociar con los dueños. "Por ley podemos abrir un paso de seis metros de ancho, pero me conformaría con abrir uno de un metro. Habrá que ver si quieren negociar", explica Fernández. El nuevo camino afecta a 47 propiedades en Pollença y Calvià. De ellas, sólo 18 tienen una concesión de uso del dominio público. El camino supone construir un muro para separar las casas de la costa.

La Ley de Costas, de 1988, impide construir en primera línea de litoral. Para las construcciones anteriores fija la posibilidad de uso con concesión durante unos años. "Habrá que compatibilizar esa concesión con el derecho de paso", según Fernández. La piscina del director de El Mundo en Son Servera tiene permiso. El ministerio aprobó en 2001, con el Gobierno del PP, una concesión de 15 años para el uso privado de la piscina, situada en dominio público marítimo-terrestre. El entonces ministro era el actual presidente de Baleares, Jaume Matas. El actual Gobierno autorizó que la piscina siga de uso privado en julio y agosto, cuando veranea Ramírez. Para compatibilizar el derecho público de paso y la concesión, el ministerio planea abrir un camino en las rocas, más allá de la piscina.

La decisión del Gobierno de autorizar el uso privado de Ramírez en zona pública generó malestar en Costas, que ha emprendido una campaña de deslindes, demoliciones y expropiaciones en el litoral. La solución que ha encontrado Costas es actuar contra la privatización de toda la zona, y no sólo con Ramírez. Fernández afirmó que no se dará ninguna concesión como la que el PP dio a Ramírez y que se recuperará el uso público cuando caduquen las concesiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de septiembre de 2006